Chokes de escopeta

chokes de escopeta

Ya hemos hablado de los cartuchos semimetálicos, de algunos de los fabricantes españoles de escopetas con mayor prestigio y conocemos un poco mejor el léxico que define la fisionomía y funcionamiento de este tipo de armas. Hoy me gustaría tratar “los chokes”

Aunque el cañón de una escopeta parezca sencillo a primera vista, se puede decir que es un elemento complejo y muy elaborado. Dentro del cañón, además de la recamara y el cuerpo, cabe destacar otro componente, el choke. Por lo tanto en esta entrada del blog me gustaría tratar el tema de los chokes y la balística exterior.

La introducción de los chokes en los cañones de las escopetas se produjo en la primera mitad del siglo XIX. Como no, los ingleses se atribuyen este hito, pero algunos autores aseveran que su invención corresponde a los Arcabuceros de Madrid, una asociación de fabricantes de armas que manufacturaban escopetas ya con chokes en esa época. Lo innegable es que fue un inglés llamado W.W. Greener  quien en 1874 definió exactamente el perfil interior de los diferentes chokes así como su correspondiente plomeo y alcance.

Pero ¿Qué es exactamente un choke? Pues bien, el choke es un estrechamiento del extremo anterior del cañón aproximadamente a unos 10 cm de la boca de fuego. Este agollamiento actúa sobre los perdigones variando la densidad del rociado, o rosada.

Sin títuloAl interponer un choke, en cierta medida se frena al taco. El taco se  separa de los perdigones y por lo tanto estos se adaptan mejor al diámetro del estrechamiento, dispersándose menos y consiguiendo un mayor número de proyectiles por cm2.

Los efectos del choke, los podemos asimilar en cierto modo a la evacuación de un líquido a presión, saliendo através de un orificio. Cuanto más pequeño sea el aguajero, menor será el diámetro del chorro y este alcanzara una mayor distancia. Por lo tanto, si el cañón fuese totalmente cilíndrico, la rosada tendría una agrupación menor que con un estrechamiento en la parte final del ánima.

En el caso de los chokes, aunque la mecánica no es la misma que en el ejemplo anterior, los perdigones podrían asimilarse al fluido y el cañón al recipiente sometido a presión. De esta manera el agrupamiento del chorro de perdigones nos permite abatir presas más lejos, aunque la distancia a la que llegan los proyectiles es independiente del choke. (El alcance más bien tiene que ver con el peso individual de los perdigones, como veremos más adelante)

Además, si no hubiera choke, los gases saldrían a la vez que el taco, con la consecuencia de que estos gases procedentes de la combustión, interaccionarían con los perdigones, obteniéndose peores plomeos.

No debemos obviar que el choke posee un cono de refuerzo, es decir no se reduce de manera abrupta, ya que si tuviera un escalón no soportaría el impacto de los perdigones, hecho que se vuelve más relevante si se utilizan perdigones de acero que son más duros que los de plomo.

Los chokes están medidos en decimas de milímetro, y se escalonan según su acentuación. Para conocer las décimas que determinan el grado de estrangulamiento, se halla la diferencia de la mayor y la menor medida del diámetro interior del ánima.

La denominación inglesa clasifica los chokes de cuarto en cuarto hasta el full choke y la italiana denomina los chokes con estrellas.

Clasificación de los chokes:

  • Cilíndricos o sin choke: mismo diámetro interno a lo largo de todo el cañón.
  • Un cuarto de choke: diferencia de 1 o 3 décimas de milímetro. Se conocen como los de 4 estrellas (****)
  • Medio choke: 4-6 décimas de milímetro (***)
  • Tres cuartos de choke: 7-8 décimas de milímetro (**)
  • Full choke: 9-11 décimas de milímetro (*)

Para una escopeta del calibre 12 las métricas de los chokes, aunque pueden variar ligeramente, quedarían así:

CILÍNDRICO

****

***

**

*

Ø18.38

Ø17.95

Ø17.87

Ø17.77

Ø17.5

Los asteriscos, que se conocen como estrellas, van grabados en los cañones de chokes fijos y representan el grado de estrangulamiento. Esta nomenclatura que define el choke con estrellas goza de gran aceptación en España.

 

Vista de los punzones que determinan los chokes de una escopeta paralela.

Vista de los punzones que determinan los chokes de una escopeta paralela.

En el cañón superior se puede apreciar la marca 18,6/17,4 que correspondería aproximadamente con un cañón de una estrella o full choke y en el de abajo 18,6/18 o tres estrellas.

El diámetro del tubo puede tener variaciones según el fabricante o la función de la escopeta. Algunos fabrican sus tubos de 18,4 o 18,5 mm, también de 18,6 mm como vemos en la imagen, e incluso Browning llega a los 18,8 mm, con sus cañones Black Bore.

Se dice que el diámetro del anima también interviene en el plomeo de la escopeta. Browning sostiene que al aumentar el tamaño estándar del tubo, se produce menos fricción entre los perdigones y la pared del cañón. Según ellos, de esta manera habrá menos perdigones que se deformen y los patrones de plomeo serán más uniformes.

Como hemos visto en la foto de los punzones, las escopetas de doble tubo suelen optar por un choke más abierto en el primer cañón y uno más cerrado en el segundo. Esto se debe a que las piezas de caza habitualmente se alejan del cazador, aunque no siempre es así; para los ojeos de perdiz se elige el orden contrario, disparando  primero desde más lejos y luego cuando la presa se aproxima a nuestro puesto fijo, se le dispara desde más cerca.

Si decidimos comprar una escopeta con chokes fijos, tendremos que pensar antes que especies vamos a cazar con ella. Si es para conejo o becadas escogeremos chokes abiertos, en cambio si lo que pretendemos es cazar palomas al paso o aves acuáticas escogeremos choques cerrados.

Antiguamente, para cambiar de choke en una escopeta, había que sustituir el cañón entero. Pero hace unos 50 años, en la década de los 60, aparecen las primeras escopetas equipadas con chokes intercambiables; conocidas como escopetas con polichokes.

Choques intercambiablesLas escopetas paralelas y superpuestas poseen algunas ventajas respecto a las semiautomáticas con polichokes. Las semiautomáticas, tienen solo un cañón y por lo tanto una sola distancia de tiro. En cambio las escopetas de dos cañones cubren dos distancias; con el choke abierto cubriremos la distancia más cercana y con el cerrado la más lejana.

Las escopetas de dos cañones con chokes intercambiables nos permiten realizar combinaciones entre chokes. Además, si tienen selector de tiro podemos incluso cambiar el orden de los disparos según nuestras necesidades o modalidad de caza.

Escopeta semiautomática Beretta A400 Xplor Action KICK OFF. Se distribuye con 3 Chokes  intercambiables de 1,3 y 5 estrellas

Escopeta semiautomática Beretta A400 Xplor Action KICK OFF. Se distribuye con 3 Chokes intercambiables de 1,3 y 5 estrellas

Ya dijimos que según vayamos utilizando un choke mas cerrado, el plomeo se vuelve más tupido y el cazador tiene la sensación que puede matar a mayor distancia que cuando usa chokes abiertos. Por esta razón no es aconsejable utilizar chokes cerrados para cazar a corta distancia ya que la pieza puede quedar destrozada al recibir un excesivo número de perdigones.

En cuanto a la balística exterior me gustaría hablar de la velocidad de los proyectiles, de la distancia de tiro óptima y de la distancia máxima de seguridad

Independientemente del calibre del cartucho, se puede considerar que la velocidad inicial de los proyectiles cuando salen por la boca del cañón es de unos 400 m/s. Algunos modelos de cartuchos pueden llegar a 430 m/s según su carga, pero transcurridos los primeros metros, las velocidades se igualan debido a la fuerza de rozamiento del aire, manteniéndose parejas durante el resto del vuelo.

Normalmente las escopetas están pensadas para tirar entre 30 y 50 metros, si tiramos a más de 50 metros y acertamos el tiro, se puede decir que hemos tenido suerte. Asimismo tirar a más de 50 metros no es ético, ya que a esa distancia lo habitual es no acertar o dejar la caza herida, con lo cual se acabaría desangrando sin que podamos cobrarla.

La distancia óptima de tiro depende de la carga del cartucho, de la masa del perdigón, del cañón, del choke y por supuesto de la especie. Aun a riesgo de crear discordia, ya que hay opiniones para todo, voy a intentar esquematizarle al neófito en esta materia, cuales serian las distancias adecuadas para cada tipo de choke.

Cogiendo como ejemplo un cartucho cargado con 32 gramos y perdigón del 6 en una escopeta del 12, consideramos lo siguiente:

  • Un cuarto de choke (****) 20-25 metros
  • Medio choke (***) 25-30 metros
  • Tres cuartos de choke (**) 30-35 metros
  • Full choke (*) 35-40 metros

Como muchos cazadores y tiradores saben, no todos los cartuchos plomean igual. Aun en escopetas con las mismas características, el plomeo cambia de unas a otras.

Para salir de dudas y comprobar usted mismo que cartuchos plomean mejor con los chokes de su escopeta, lo más adecuado es emular a los fabricantes de escopetas ingleses. Estos, realizan una prueba que consiste en efectuar varios disparos sobre una plancha o papel blanco desde una distancia de 37 metros y contar los impactos contenidos en un circulo de 76.2 centímetros de diámetro.  Se obtiene así el porcentaje de impactos respecto del número total de plomos contenidos en el cartucho utilizado.

Si consideramos el plomeo de manera natural, es decir; como el desplazamiento de la nube de perdigones desde la boca de fuego hasta el blanco, la cosa cambia. Tenga cuenta que lo mata a la presa, en realidad no es el porcentaje de perdigones, sino la cantidad que impactan sobre ella.

Cuando la carga sale por  boca del cañón, el taco pierde rápidamente velocidad separándose de los perdigones. Como hemos dicho, la masa de los perdigones avanza a unos 400 m/s hacia el blanco. A esta masa de perdigones se le conoce como huso, y no deja de aumentar sus dimensiones longitudinal y transversalmente según nos alejamos del arma.

La longitud aumenta como consecuencia de las distintas fuerzas de desaceleración a las que están sometidos los perdigones. Los perdigones aunque sean del mismo tamaño, no son exactamente iguales y aquellos con menor masa se retrasarán debido a la fuerza de rozamiento del aire, por el contrario los más pesados mantendrán mejor su velocidad adelantándose al conjunto. La consecuencia de esto, será un huso esférico de perdigones con diferentes energías y por lo tanto llegaran al blanco en tiempos distintos.

De todas maneras, probando cargas y chokes se hará una composición de lugar y conocerá mejor las posibilidades de su escopeta según que cartuchos o cargas utilice. Aun así, tenga en cuenta que la presa normalmente no estará estática y la distancia del primer perdigón al último de la cola, llega a ser incluso a ser de 5 o 6 metros. Debido a su movimiento, puede que solo sea alcanzada por una pequeña parte de los perdigones. Razón por la cual en el tiro de interceptación con escopeta, es recomendable adelantar más el disparo que retrasarlo, al adelantarlo algunos de los perdigones centrales o posteriores alcanzarán su objetivo.

Un último dato más a tener en cuenta es la distancia máxima (distancia de seguridad) que recorren los perdigones hasta caer al suelo en un disparo horizontal. Según el peso de los perdigones, se establece en 150 metros para perdigones del Nº 10 y 350 metros para perdigones del Nº1. Esta referencia es importante y la deberemos tener siempre presente ya que gracias a ella evitaremos accidentes o desperfectos en bienes materiales.

Espero que esta información le haya sido de utilidad para comprender tanto el funcionamiento de los chokes de escopeta como la balística exterior de los cartuchos.

Sin más me despido hasta la próxima entrada.

Un saludo.

Texto: Camilo Vilas