Hola, visitante! [ Regístrate | Iniciar Sesiónrss  | rss  | rss  | tw

¿Como se fabrica una escopeta fina?

| Escopetas | 6 febrero, 2014

En entradas anteriores hemos mencionado algunos de los grandes maestros armeros vascos fabricantes de escopetas. Estas armas de dos cañones vuelven a ser las protagonistas del artículo de hoy. De entre todas las armas de caza se puede decir que las escopetas finas son la “nobleza”, por esta razón me gustaría exponer brevemente cuáles son las partes más importantes de su proceso de fabricación.

Victor Sarasqueta Cortaberria y Cia.Eibar 1902.

Victor Sarasqueta Cortaberria y Cia.Eibar 1902.

La elaboración de una escopeta de calidad es un trabajo hecho a mano, muy laborioso y que exige un gran esfuerzo y una dedicación esmerada. Con el trabajo que realizan los artesanos, demuestran su habilidad y experiencia logrando no sólo mantener el prestigio de las armas que fabrican, sino que, con sus manos consiguen crear autenticas obras de arte de una calidad y exquisitez fuera de toda duda. Gracias a su trabajo, la escopeta se convierte en algo más que una herramienta para cazar.

¿COMO SE FABRICA UNA ESCOPETA FINA?

Primeramente me gustaría recordar que hasta finales de siglo XIX (1870), época en la que se inventa la pólvora sin humo, los cañones se fabricaban con la técnica del forjado; Mediante golpes con el martillo se soldaban las juntas de unas tiras de acero enrrolladas en caliente sobre un vástago de diámetro igual al calibre. Este método cambia con la invención de las nuevas pólvoras. La pólvora sin humo reventaba los cañones a los pocos disparos, así que los ingenieros decidieron fabricar entonces los cañones a partir de barras macizas en las que practicaban un agujero mediante un taladro.

A día de hoy el proceso de fabricación, aunque no es comparable, no dista mucho de cómo se elaboraban estas escopetas hace 100 años. En primer lugar se fabrican los cañones, que como hemos dicho son el resultado del trabajo sobre unas barras de acero. Las barras empiezan a tomar forma en la forja. Después los operarios trabajan el acero con hornos y prensas hasta que el material adquiere la forma y dureza adecuada para la fabricación de los cañones. Una vez se obtienen las barras para formar los cañones, se recortan a la medida del modelo de escopeta que se quiera fabricar y se enderezan con la prensa hidráulica. Este primer enderezado está supervisado simplemente por el ojo experto de un operario.

A la barra se le hace un taladro que obviamente la convierte en un cañón, se le pulen los extremos y se le somete a otro enderezado con prensa, ahora el enderezado se comprueba tomando como referencia el interior del cañón. Seguidamente mediante un torno se elimina la capa externa que hará al tubo más ligero.

Proceso de fabricación de un cañón de escopeta y calibres que ofrece la casa AYA

Proceso de fabricación de un cañón de escopeta y calibres que ofrece la casa AYA

Finalizados los procesos anteriores se trabaja la parte de la bascula de cada cañón para que la distancia entre los centros sea la adecuada, todo esto antes de bruñirlos. El bruñido es un procedimiento mediante el cual se arranca viruta con el proposito de elevar la precisión y calidad superficial, además de mejorar la cilindridad. Mediante este proceso, se elimina cualquier diferencia de cotas en los cañones hasta las milésimas de milímetro.

Después se unen los dos tubos con una técnica que se llama “atado”. El atado es un trabajo manual en el cual los dos cañones se sujetan con alambre y se unen mediante dos piezas llamadas lista y solista, esta última formará el punto de mira de la escopeta. Para la soldadura, que será casi inapreciable a simple vista, se suelen utilizar hilos de plata.

Proceso de atado de los cañones.

Proceso de atado de los cañones.

A continuación viene el trabajo de los basculeros, que adaptan cada pieza con muchas horas de lima y tiznado hasta que aseguran el ajuste perfecto entre la bascula, las pletinas y demás piezas. Realmente la faena de basculero es muy complicada y requiere la máxima precisión para que el resto del trabajo sobre el arma tenga total garantía. En realidad su trabajo quedará escondido detrás de belleza de los grabados pero es sumamente importante ya que la báscula es la piedra angular de la escopeta y con ella se asegura la perfección de las lineas del arma y su buen funcionamiento.

Fases iniciales del trabajo sobre una báscula.

Fases iniciales del trabajo sobre una báscula.

Rematados los cañones y la báscula totalmente a mano y con diversas limas, se colocan los expulsores o extractores según su caso. Los expulsoristas serán los responsables de que los expulsores, las uñas, percutores, bisagras etc, se ajusten y funcionen a la perfección.

Posteriormente es el turno de los culateros, que son verdaderos artesanos de la madera. Tienen como misión modelar las culatas para que las piezas metálicas encajen con precisión en ellas. A este proceso se le conoce como vaciado de la culata y se hace poco a poco comprobando el ajuste de la báscula con la madera constantemente para que no quede ningún espacio entre la madera y el metal.

Vaciado culata escopeta AyA Senior

Vaciado culata escopeta AyA Senior.

Con todos estos ajustes queda constatado que para cada báscula se fabrica su correspondiente culata. Ninguna culata será igual a otra porque se ha fabricado específicamente, con lo cual si intentamos acoplar la culata a otra báscula, no encajara a la perfección. Ocurre lo mismo con las otras piezas de la escopeta que lógicamente van numeradas para que no haya errores durante el proceso de montaje final.

segrinado culataEn caso que la escopeta se fabrique bajo pedido, el culatero tomará las correspondientes medidas al cliente aplicándolas a un patrón. Este patrón es articulado y totalmente configurable. El cliente deberá realizar varios encares y el culatero hará los ajustes necesarios hasta que la posición sea perfecta. Posteriormente anotará todas las medidas que serán plasmadas en la culata a fabricar. Ahora los ojos inexpertos de un simple aficionado empiezan a entender lo laborioso y meticuloso del trabajo de fabricación de una escopeta hecha a mano y nos vamos haciendo una idea del porque estas armas “finas” tienen un elevado precio.

Imagen de los diferentes dientes de una serreta con los que realiza el segrinado.

Imagen de los diferentes dientes de una serreta con los que realiza el segrinado.

Seguidamente se lija la culata y se le realiza el picado o segrinado a la garganta y al guardamanos. El segrinado consiste en una serie de rayas entrecruzadas que se realizan sobre la madera para facilitar que el cazador agarre mejor la escopeta, evitando que se le resbale. Aparte de esto la picadura embellece en gran medida el arma.

El trabajo de segrinado o picado se realiza con la ayuda de una herramienta que llamada serreta en la que se han tallado unos dientes de sierra con una profundidad aproximada de un milímetro. Se pueden elegir diferentes tipos de acabado; el normal, el entrefino y fino según el número de líneas por pulgada.

En la imagen superior podemos ver una hermosa culata inglesa hecha a partir de raiz de nogal.

En la imagen superior podemos ver una hermosa culata inglesa hecha a partir de raiz de nogal.

Finalizado el trabajo de segrinado de la culata, se le da el tratamiento final, que puede ser al aceite o al barniz. El tratamiento al barniz es más barato ya que lleva menos capas pero los resultados no son tan buenos, el aceite resalta la belleza de la veta natural de la madera proporcionándole el aspecto que debe tener una culata de alta calidad.

Uno de los grabadores de Pedro Arrizabalaga trabajando con el buril.

Uno de los grabadores de Pedro Arrizabalaga trabajando con el buril.

Proceso de pavonado en caliente.

Proceso de pavonado en caliente.

Por último empieza el turno de los grabadores, que con sus herramientas embellecen de manera extraordinaria estas armas. Con el buril y el martillo esculpen milímetro a milímetro algunas partes metálicas. A veces se ayudan con un rayador, que actúa a modo de lápiz, perfilando el dibujo antes de ser grabado. Los grabadores utilizan diversas técnicas a la hora de plasmar su trabajo en las básculas, las pletinas y los guardamontes. Además del “buril a golpe” cabe destacar el damasquinado y la “ataujía” que como dijimos en el artículo anterior consisten en incrustar hilos de oro en las incisiones del buril.

Después se pulen y se tratan los cañones, bien con un pavonado o con un baño de cromo negro y por último se lleva la escopeta al BOPE (banco oficial de pruebas) para verificar que funciona correctamente recibiendo los punzones del peso del cañón, marca, calibre, chokes así como la prueba de carga a la que ha sido sometida. El plazo de entrega de una escopeta de lujo puede llegar al año y medio estando al alcance solo de unos pocos bolsillos adinerados. El resultado de todo este largo proceso es una escopeta fina, de gran belleza y calidad incuestionable. Poseer una de estas armas es el orgullo de todo cazador y a buen seguro proporcionará inolvidables días de práctica cinegética.

 

Texto: Camilo Vilas

2 Respuestas a “¿Como se fabrica una escopeta fina?”

  1. avatar

    La lista y so lista
    la lista es la de la parte superior y SO lista inferior
    SO preposición “por debajo”
    en una escopeta yustapuesta

  2. avatar

    esta bien pero tendríais que poner un video

Añadir comentario

Enlaces patrocinados

BANNER-CASCOS-ELECTRONICOS

Amazon Shop

BANNER-TORNIQUETEbanner-cuarta-edición

Video destacado

Girl & guns: Chica de la semana

49bc77ed56dc871ced16ed0022e5f00f

Artículos