El Presidente checo pide a sus ciudadanos que se armen ante la amenaza terrorista

 

 El presidente checo pide a sus ciudadanos que se armen ante la amenaza terroristaEl Presidente checo pide a sus ciudadanos que se armen ante la amenaza terrorista. Ante la amenaza del terrorismo islámico, el Presidente checo Milos Zeman ha pedido a sus ciudadanos que se armen para poder defender sus hogares y ciudades.

Al señor Zeman no le importa que en la República Checa solo haya 4000 musulmanes, lo que le importa es la seguridad de sus conciudadanos, razón por la cual el Ejecutivo, con el Ministro de Interior a la cabeza, está presionando para conseguir un cambio constitucional que les permita usar sus armas contra los terroristas.

El Parlamento checo aprobó el pasado abril la tramitación del proyecto de reforma constitucional que permitirá a los ciudadanos usar sus armas en caso de amenaza terrorista.

 

Presidente de la República Checa Milos Zeman

Presidente de la República Checa Milos Zeman

Según los defensores de la postura del Gobierno, esto podría salvar vidas si se produce un ataque, sobre todo si la policía se retrasa, pero para convertirse en ley, el Parlamento deberá aprobar la propuesta que tiene previsto votarse a lo largo de este mes de junio.

TERRORISMO ISLAMISTAMilan Chovanec, Ministro del Interior y uno de los impulsores de la reforma, argumenta que este cambio legal se debe a la situación de inseguridad que se ha generado en Europa debido al terrorismo islamista.

El texto de esta reforma constitucional dice literalmente lo siguiente: “los ciudadanos checos tendrán el derecho a adquirir, mantener y llevar armas para cumplir tareas vinculadas a la defensa del Estado”.

Antes de aprobarse, la reforma será debatida en dos comisiones y para salir adelante deberá contar con un alto respaldo ya que por su rango constitucional requiere el apoyo de tres quintos de los legisladores de ambas cámaras.

Con diez millones de habitantes existen 800.000 armas de fuego registradas y unas 300.000 personas cuentan con licencia.

Las condiciones para comprar un arma de fuego no son muy estrictas en la República Checa. Simplemente los residentes deben tener 21 años, pasar un examen y no tener antecedentes penales. Además, por ley, los checos pueden usar sus armas para protegerse a sí mismos o sus bienes, aunque como es lógico necesitan demostrar que se enfrentaron una amenaza real.

Como acabamos de ver, a pesar de que ya cuentan con uno de los reglamentos de armas más permisivos de Europa, no se conforman solo con eso. Su intención es seguir avanzando en cuestiones de la autodefensa pero esta política hace que tengan que enfrentarse con gran parte de Europa, una Europa que ha apoyado durante mucho tiempo medidas mucho más estrictas para el control de armas. Y lo que es peor, a raíz de los ataques terroristas de 2015 en París, la Unión Europea promulgó leyes aún más duras, justamente lo contrario de lo que quieren hacer ahora los checos.

Artículos relacionados: