Fundas para portar el arma oculta

 

Funda arma ocultaNada se puede decir en contra de los gustos personales o costumbres de cada uno a la hora de portar un arma. Aun así, debemos tener en cuenta que la elección de la funda, es tan importante como la elección de la pistola cuando nos referimos a defensa personal. Podríamos estar hablando muchas horas sobre “hierros” y calibres, pero todo eso carece de sentido cuando no somos capaces de presentar el arma de la manera más rápida posible.

Si en ocasiones debido a su trabajo, o bien por su seguridad necesita llevar un arma oculta vestido de paisano,  además de la comodidad de portar su pistola durante muchas horas, no debe olvidar los aspectos técnicos de su funda.

Posiblemente nunca se vea en la necesidad de desenfundarla, pero si en algún momento tiene que hacerlo, ha de asegurarse  que le garantiza la suficiente solvencia y la mayor velocidad de reacción. ¡Unas décimas de segundo pueden salvarle la vida!En el mercado existe un sinfín de posibilidades en cuanto a fundas se refiere.

¿Qué es lo que buscamos en una funda? A la hora de elegir nuestro “holster” deberemos tener en cuenta una serie de matices que nos ayudaran a llevar nuestra arma oculta y de la manera más cómoda posible durante un gran número de horas. Estos aspectos se pueden resumir en tres: el ajuste, la ocultación y el confort.

Ajuste

El ajuste y la retención adecuada ayudarán a que la pistola no se mueva dentro de la funda, bien porque tengamos que realizar algún movimiento brusco o porque debamos correr en un determinado momento.

La ventaja de portar una funda específicamente diseñada para nuestra arma es que queda totalmente sujeta. Aunque no es lo recomendable, si no conseguimos encontrarla en el mercado, escogeremos alguna funda universal que se adapte lo mejor posible. Pero como digo, esta no es mi opción preferida.

Ocultación

En el mercado existen muchos tipos de fundas diseñadas para portar un arma sin que sea percibida por la gente que nos rodea, este aspecto de ocultación es importante ya que alguien podría sentirse intimidado si al vernos, aprecia que llevamos un arma. Esa persona no sabe si somos delincuentes o estamos autorizados para portar armas sin representar un peligro para nadie.

Confort

Este último aspecto es tan importante como los dos anteriores. Portar un arma nunca es cómodo, aunque sea compacta y de armazón de polímero puede rondar los 700 gr. Nuestra elección deberá darnos la capacidad de portar un arma de fuego durante muchas horas sin que sea excesivamente incómoda.

La única manera de descubrir cuál es la funda adecuada consiste en la prueba error hasta que encuentre una que le guste, pero si sabe lo que debe buscar y en que características fijarse, estará reduciendo considerablemente el número de candidatas.

En el mercado existe un sinfín de posibilidades en cuanto a fundas se refiere, sería muy extenso intentar enumerar todos y cada uno de los diferentes tipos para portar un arma oculta, así que simplemente vamos a enunciar los más comunes destacando sus defectos y sus virtudes.

  • Exteriores

Se usan por fuera del pantalón, sujetas por un cinturón que atraviesa los dos ojales. Estas fundas nos proporcionan un desenfunde muy rápido.

 

Funda exterior pistola

Imagen superor izquierda.Funda de cuero modelado abierta para llevar el arma ligeramente inclinada hacia delante.
Imagen superior derecha.Funda cerrada de cuero modelado con corchete de retención y posibilidad de portar en dos posiciones.

Existe un tipo de funda denominada “bikini”. En las fundas tipo bikini el arma sobresale por el extremo inferior, es decir la funda no la cubre totalmente.

 

Fundas bikini para arma oculta

Al igual que otros tipos de funda, las bikini pueden ser interiores o exteriores y tener retención o no. En la imagen superior derecha podemos ver una funda de baquelita modelada sin retención y a su izquierda una funda de cuero modelado con retención. En ambos casos son tipo bikini.

Las fundas exteriores además de ser cómodas son una buena opción siempre que llevemos prendas que no vayan demasiado ceñidas.

  • Interiores

Funda pistola camisaSon fundas que se llevan por dentro del pantalón, se pueden utilizar con camisetas cortas o ropa que ofrece poca cobertura. Tienen la ventaja de que al ir apretadas contra el cuerpo por el cinturón, es más difícil percibir que portamos un arma. Junto con las exteriores son las más utilizadas.

Existe un tipo de funda interior que nos permite llevar la camisa por dentro del pantalón. Nos proporciona una buena ocultación en el caso que no podamos llevar la camisa suelta. Como inconveniente cabe destacar que para extraer el arma debemos tirar primero de la camisa y esto nos tomara un exceso de tiempo.

A la izquierda vemos una de estas fundas con la Glock 26 en su interior. El cierre que tiene la lámina de cuero se cierra abrazando el cinturón.

Lo ideal sería que este tipo de fundas fuesen rígidas impidiendo que se cerrasen después de sacar la pistola. Esta característica no es determinante pero si es aconsejable para facilitar el re-enfunde después de un enfrentamiento armado.  Como curre en todo tipo de “holters”, debe prestar especial atención en el momento de enfundar su arma. Introdúzcala en la funda con cuidado, de esta manera evitará que se produzcan disparos accidentales.

  • Sobaqueras

funda sobaquera pistolaUna funda sobaquera se utiliza para llevar una pistola en los costados del cuerpo, por debajo del brazo. Lo habitual si se elige portar un arma con una de estas fundas es llevar una chaqueta o abrigo.

Además de no ser cómodas, solo son aconsejables para personal con el debido entrenamiento. Al realizar el desenfunde la boca del cañón pasa por delante de nuestro brazo, y para efectuar el disparo debemos realizar un arco excesivamente largo. Esta forma de portar el arma es más propia de series policiales de mediados de los 90 que de tiempos actuales. Tuvieron cierto éxito en el pasado, pero ahora existen magnificas fundas para portar el arma a la cintura.

Hay profesionales de la seguridad que están obligados a estar sentados constantemente y quizás este sea el único caso en las que pudiesen ser recomendables pero hay que usar siempre una chaqueta para mantenerla oculta.

  • Tobilleras

funda tobillera pistolaLas fundas que van sujetas por encima del tobillo, son las conocidas como tobilleras. Solo son recomendables en caso de portar un arma back-up, ya que si la utilizamos para portar nuestra única arma de defensa deberemos tener una gran destreza fruto de horas de entrenamiento o por el contrario, agacharnos para realizar el desenfunde, nos tomaría mucho tiempo.

Aunque en España no es lo habitual, en otros países, sobre todo en EE.UU  es  frecuente que los profesionales de la seguridad que van armados, tanto privados como públicos, porten una segunda arma oculta  bajo su ropa. A esta segunda arma se la conoce como arma “back-up”.

  • De bolsillo

funda pistola para bolsilloEstas fundas son adecuadas para pistolas de poco peso y tamaño. Están diseñadas para adaptarse a la forma del bolsillo y deben ocupar la totalidad del mismo para evitar que se muevan libremente en su interior.

El tacto exterior ha de ser áspero para que exista rozamiento con la tela interior del bolsillo y de esta manera impedir, en caso de tener que realizar un desenfunde, que arrastremos funda y pistola a la vez.

Existen modelos que nos facilitan más el desenfunde, aun así las fundas de bolsillo son recomendables cuando estemos obligados a vestir de una determinada manera que nos impida utilizar otro tipo de holster.

El principal inconveniente de llevar su arma en el bolsillo del pantalón es que la pistola no estará accesible mientras esté sentado, además tenga en cuenta que presentar el arma desde una de estas fundas nos tomará un exceso de tiempo, esto en una situación de peligro puede ser decisivo, pero si no nos queda otra alternativa son una buena opción.

Por seguridad, si alguna vez usa este tipo de fundas, nunca trate de introducir la pistola en la funda si la funda está en el interior de su bolsillo. Primeramente ponga el arma en la funda y a continuación introduzca ambas en el bolsillo.

Otras consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir una funda.

La funda debe ser considerada solo el 50% del sistema de ocultación, el otro 50% es el cinturón. Es decir, nuestra funda para ser eficaz, debe ser complementada por un buen cinturón que encaje con la mínima holgura en los ojales pasantes de las sujeciones  de la funda.

Además, el cinturón debe ser fuerte y lo menos flexible posible, siendo preferibles los que lleven un refuerzo interior o que sean de cordura más bien rígida. Estos dos aspectos son más importantes cuanto mayor sea el peso del arma.

Los cinturones tácticos de cordura marca 5.11

Los cinturones tácticos de cordura marca 5.11 son resistentes, fabricados con cordura de buena calidad y adecuados para combinarlos con una su funda si desea portar el arma en la cintura.

El interior de la funda debe ser suave y que ayude a que la pistola se deslice correctamente durante el desenfunde.

En caso de ser una funda que deba ir sujeta al cinturón deberá tener dos ojales para que no se mueva al correr, quedando fija en el mismo lugar. Si solo dispone de un punto de sujeción al cinturón este deberá ser lo más ancho posible.

Toda funda debe impedir el acceso al disparador. Por seguridad, la funda deberá cubrir completamente el gatillo del arma para evitar que en una situación de estrés el arma llegue a disparársele  accidentalmente contra sí mismo.

 

Accidente con funda defectuosa

Una funda mal diseñada o en malas condiciones puede ser muy pelibrosa.

La funda debe dejar la empuñadura de la pistola libre y debe permitirnos sacar al arma en un solo movimiento.

pliegue funda  interior defecto Las fundas rígidas son más seguras, gracias a ellas evitamos que se produzcan pliegues en el material que sean potencialmente peligrosos. En todo caso enfunde siempre su pistola despacio y con cuidado. Si la funda ha perdido su resistencia o características constructivas originales, reemplácela inmediatamente.

Una buena funda interior no deberá permitir el contacto con la piel ya que si tenemos que portar nuestra arma durante muchas horas podría causarnos molestias y heridas, además el sudor la oxidaría rápidamente.

No se puede desenfundar con un solo movimiento.

No se puede desenfundar con un solo movimiento.

En caso de que nuestra funda tenga algún sistema de retención, por ejemplo un corchete, debe permitirnos abrirlo en el momento de extraer el arma simplemente deslizando el dedo pulgar en su interior. De esta manera podremos presentar el arma rápidamente. Estas fundas con retención solo son apropiadas si la lengüeta que tiene el corchete trae algún tipo de refuerzo metálico por dentro. De esta manera se mantendrá rígido y podremos abrirlo solo con el dedo pulgar a la hora de hacer el desenfunde

Las fundas abiertas carecen de ningún nivel de retención pero esto se suple con el buen ajuste funda /pistola. Si decidimos comprar una funda abierta, deberemos elegir una fabricada expresamente para nuestra arma.

funda no cubre completamente el gatillo.

La funda no cubre completamente el gatillo.

Como hemos dicho anteriormente nada se puede decir en contra de los gustos o costumbres de cada uno a la hora de portar un arma, pero a continuación voy a enumerar una serie de inconvenientes que en mi opinión debemos evitar en la elección de nuestra funda.

  • Descartaremos aquellas fundas universales que no se ajustan completamente a nuestra pistola.
  • La funda que no cubre totalmente el gatillo es muy peligrosa, al intentar presentar el arma podemos introducir accidentalmente el dedo en el gatillo y en el peor de los casos pegarnos un tiro a nosotros mismos. Nunca utilice este tipo de fundas.
  • Las fundas que tienen un hueco para el cargador extra tampoco son recomendables  ya que tendremos el cargador del lado de la mano que porta el arma y nos sería muy complicado hacer una recarga, perdiendo mucho tiempo al tener que cambiar el arma de mano para coger el cargador extra.

    funda con portacargador

    Perderemos mucho tiempo al tener que cambiar el arma de mano para coger el cargador extra.