Fusil FAL (Fusil Automático Ligero)

 

Fusil FALFAL significa “Fusil Automatique Leger” o sea “Fusil Automático Ligero”. El FAL es un fusil de combate automático de calibre 7,62 x 51 OTAN, de fuego selectivo, diseñado por la industria de armamento belga Fabrique Nationale d’Herstal (FN) a finales de los años 40 y producido desde principios de los cincuenta hasta la actualidad. Es uno de los fusiles más conocidos y utilizados del mundo, una verdadera leyenda de las armas, se trata de un fusil que marcó la historia del siglo XX.

Se desconoce cuantas unidades se fabricaron del también famoso fusil de asalto AK 47, diseñado por el ruso Mijail Kalashmikov y empleado durante décadas en la ex Unión Soviética y numerosos países del mundo. Se habla de unas 100.000.000 de armas –otros dicen 70.000.000-, pero nunca se sabrá con exactitud. Del M16 creado por Eugene Stoner se han producido millones de unidades, pero ni se aproxima a las enormes cantidades que se fabricaron del AK 47.

Fusil FAL

El fusil que tratamos en este artículo no es tan conocido como los dos anteriores, pero lo utilizan más de sesenta fuerzas armadas del mundo. Su diseñador, casi un desconocido, fue el belga Dieudonne Saive.

Dieudonné Joseph Saive

Dieudonné Joseph Saive

Dieudonné Joseph Saive (1889-1973) diseñó armas para el fabricante belga “Fabrique Nationale” , incluyendo el modelo FN 1949 y el FN FAL que tratamos en esta entrada. También es conocido por modificar varias de las armas diseñadas por John Browning, incluyendo la pistola Browning Hi Power, así como la ametralladora Browning del calibre .30

El FAL es un arma accionada por los gases del disparo

El FAL fue fabricado bajo licencia en muchos países, existiendo diferentes versiones, incluso se fabricó un modelo con la culata plegable para hacer el arma más compacta, el denominado FAL PARA –paracaidista-. Existe también una versión denominada FAP (Fusil Automático Pesado), similar al FAL pero con algunas modificaciones, como son el mayor grosor del cañón que le permite ser empleado como arma de apoyo para mantener fuego automático por más tiempo.

Fusil FAL

El autor del artículo en posición de tiro con un fusil FAL

El FAL es un arma accionada por los gases del disparo. Este sistema utiliza un pistón de gas con recorrido corto, empleando la inercia de los mecanismos para volver a cargar el arma. Además, posee un regulador que permite adaptar el arma a diferentes tipos de condiciones ambientales, pudiendo bloquearse totalmente para permitir el uso de granadas de fusil. Se alimenta con cargadores que admiten hasta veinte cartuchos y dispone de un selector de disparo para elegir entre  fuego automático o semiautomático. Os dejo un vídeo de su desmontaje y funcionamiento combinado

En su momento paises como Inglaterra adoptaron el FAL como arma de dotación–conocido en dicho país como L1A1-, Esta versión solo podía hacer fuego en forma semiautomática. Las razones para esto eran varias: ahorro de munición, dificultad de controlar el arma cuando se la empleaba en automático, etc., pero la ausencia de esta posibilidad impedía entre otras cosas el hacer “fuego reunido”.

Fuego reunido es la posibilidad de que varios combatientes dirijan sus armas hacia un blanco, por ejemplo un helicóptero o un avión) disparando una ráfaga de veinte disparos simultáneamente, es decir diez soldados proyectaban hacia un objetivo doscientos disparos –multipliquemos soldados y el cargador y nos encontramos ante una cortina de fuego-, pudiendo averiar o derribar una aeronave, herir o matar a los tripulantes. Hay registrado el caso de un avión Harrier abatido de esa forma en la guerra de las Malvinas.

Soldados argentinos durante la Guerra de las Malvinas portando sus fusiles FAL

Soldados argentinos durante la Guerra de las Malvinas portando sus fusiles FAL

Durante la Guerra de las Malvinas (1982) los fusiles FAL que portaban los soldados argentinos tuvieron algunos problemas difíciles de solucionar en el fragor del combate o alejados de la retaguardia, en refugios o trincheras. El manual del FAL hace una serie de recomendaciones ante determinados fallos, que en algunos casos el soldado pudo aplicar, pero para ello es necesario un conocimiento muy completo sobre dicho fusil. Tampoco debe descartarse que la mayoría de los fudiles fusiles ya habían cumplido con creces su ciclo de vida o que simplemente su mantenimiento había sido defectuoso.

Por su parte los israelíes lo emplearon en casi todos sus conflictos y decían que el FAL les generaba problemas debido a las características del terreno donde operaban , algo que no les sucedía a los países árabes que empleaban su muy probado AK 47. Sin embargo, los ingleses durante la Guerra del Golfo tenían muchas interrupciones en sus modernos fusiles SA 80 en calibre 5,56 mm y reclamaban el L1A1 (FAL). Los australianos lo usaron exitosamente también en Vietnam, mientras los M 16 de EE.UU., daban muchos dolores de cabeza y hubo muchos casos de soldados muertos con sus armas trabadas por la carbonilla.

El FAL puede ser dotado de mira telescópica o bien nocturna, tiene la posibilidad de lanzar granadas, tanto antipersonales como anticarro y rompedoras. Puede calársele bayoneta para el combate cercano y además posee un asa de transporte que puede ser desplegada para portarlo cómodamente y luego plegarse contra el armazón. Como se ve, su diseñador se esmeró por hacerlo lo más perfecto y completo posible.

FN FAL Holandés con mira infraroja expuesto en el Legermuseum en Delft.

FN FAL Holandés con mira infraroja expuesto en el Legermuseum en Delft.

Fusil FAL

El FAL es un arma “todo terreno”, probada en guerras y conflictos de toda naturaleza. Es una herramienta de guerra que ha dado muy buenos resultados en todos los países que lo emplearon pero ambién existe una versión semiautomática destinada al mercado civil, siendo muy popular en países como EE.UU.

En Brasil y en Perú, después de décadas de uso, estos fusiles son completamente reciclados, introduciéndole algunas modificaciones como el cambio del cañón y los cargadores para adaptar el calibre de estas armas a la munición 5,56 x 45 mm. De esa forma se hace una auténtica recuperación del material bélico de manera económica y brindando fuentes de trabajo especializada.

A pesar de aparecer numerosos fusiles automáticos, modernos, los cuales tendrían mejores prestaciones, el FAL sobrevive en el tiempo, fiel al usuario, un arma letal que sin duda ha superado las expectativas de su creador, Dieudonne Saive.

Texto Jorge Horacio Doglioli (Profesor Instructor de Tiro ITA)

Artículos relacionados: