Hola, visitante! [ Regístrate | Iniciar Sesiónrss  | rss  | rss  | tw

La asignatura pendiente de los que no saben

| Policial y defensa | 10 abril, 2017

 

entrenamiento tiro policialLa asignatura pendiente de los que no saben. Alimentar la recámara de una pistola resulta una maniobra de rápida materialización, sobre todo si el arma ya está asida y desenfundada; porque si al tiempo que se invierte en introducir el cartucho se le suma el desenfunde, ya tenemos dos tiempos previos antes de poder estar en disposición de hacer fuego súbito. Tiempo, ya ves, lo que nunca sobra cuando en un tris la vida puede apagarse. Es de Perogrullo que si se está bien entrenado, el tiempo de respuesta puede verse recortado, algo que suele dirimir entre sangrar o no sangrar, hete aquí la cuestión.

Pero digan lo que digan quienes no saben, aunque digan y digan, y sigan diciendo, jamás es más rápido desenfundar, montar el arma y disparar; que desenfundar y disparar del tirón. Es tan falso como el rey Miguel, que ni era rey ni se llamaba Miguel. Y si no, que le pregunten al tendero de este vídeo, que aunque le da tiempo a buscar y empuñar su arma en el momento de verse atracado por un pistolero, recibe un tiro mientras está alimentando la recámara de su pistola, aun teniendo encañonado a su agresor durante el instante que consume en poner su arma en condición de disparo.

 

Texto: Ernesto Pérez Vera

 

5082 vistas totales, 1 hoy

  

5 Respuestas a “La asignatura pendiente de los que no saben”

  1. avatar
    Paquistoteles en 11 abril, 2017 @ 11:27

    En absoluto estaré de acuerdo, soy instructor de tiro y nunca se lleva un cartucho en la recamara… La emplearán contra ti. En el vídeo el atracador ya lleva el arma en la mano…CLARO QUE TIENE VENTAJA. Y claro que hay que cargar para descargar adrenalina. A MI MODESTO ENTENDER. Por cierto no tenéis vídeos de entrenadores españoles que hablen en español ? Haberlos hailos
    Iré

    • avatar

      Pues discúlpeme, pero si siendo instructor de tiro no esta de acuerdo con llevar el arma siempre alimentada con cartucho en recamara… creo que, o es usted instructor deportivo y solo dispara en galerías, o si es instructor policial/militar, tienes unos conceptos desfasado, nada realistas y muy muy peligrosos.

      Realmente me preocupa mucho su afirmación “lo emplearán contra ti”.
      Esta presuponiendo que le van a quitar el arma… algo que no debería pasar nunca, ya que el arma solo se saca si existe una situación objetiva de peligro y es necesario su uso, y en el caso que no, o no se saca o la transición a la funda ha de ser inmediata. ( por no hablar de que debería tener unas habilidades de lucha mínimas para sobrellevar estas situaciones en la transición de elementos)

      Además, si alguien tiene la clara intención de matarle arrebatando el arma, ¿no cree que será suficientemente “malo” para alimentar el arma si ve que no dispara?

      Esta la mentalidad de una persona que no tiene claro cuando hay que disparar, que no confía en sus habilidades físicas y que tiene más miedo a que le quiten el arma, que a un enfrentamiento armado.

      Siempre que me he encontrado con gente sin cartucho en recamara, lo defienden diciendo que montar es un momento, y a ellos les va bien así por que en las practicas de tiro aciertan. Se da la coincidencia, que son los que menos entrenan, o directamente no lo hacen.
      Ni decir que rehuyen todos esos entrenamientos fuerza contra fuerza (con simmunition por ejemplo)

      Su argumento hace aguas por todos lados, por que parten con unas consideraciones previas que no preveen, y que no se cumplirán nunca, o casi nunca.

      Ellos creen que:
      1) podrán usar las 2 manos.
      2) la agresión será frontal, o la podrán encarar.
      3) la verán venir y les dará tiempo a manipular.
      4) serán lo suficientemente habilidosos para alimentar efectivamente, encarar y efectuar disparo certero.
      5) lo podrán hacer sin entrenar.
      6) no temerán por su vida, ni sufrirán distres extremo.

      En fin, no me extiendo más, pero si usted ve el vídeo y su fatídico desenlace. El pobre tendero no puede ni montar el arma correctamente, antes de ser abatido, incluso ya estando en el suelo….

  2. avatar

    Usted no es instructor, usted es destructor, pero sabe tan poco de esto… que todavía no sabe que no sabe.

  3. avatar
    Víctor J. Fernández en 12 abril, 2017 @ 10:34

    Hola de nuevo, y digo de nuevo, porque este acertado artículo del Sr. Pérez Vera ya tuve la fortuna de leerlo en su blog, https://tirodefensivocampodegibraltar.blogspot.com.es

    No volveré a reiterar mis palabras sobre el mismo, ni mucho menos, pero lo que no puedo dejar pasar por alto es el hecho de referirme a las alusiones del Sr. Paquitosteles sobre las opiniones del legítimo autor de este, para un servidor, brillante artículo, y con mi comentario trataré por todos los medios de que el Sr. Paquitosteles abra los ojos y se de cuenta por sí mismo de que hay muchas cosas más allá de lo que él llama ser “INSTRUCTOR DE TIRO”.

    Pues bien, dicho esto entramos sucintamente en el meollo de la cuestión. Sr. Paquitosteles, usted no puede aseverar con total rotundidad y mucho menos pretender sentar cátedra sobre el hecho de portar cartucho en recámara o no, eso es algo muy personal de cada uno y que bien entrenado y motivado, no le quepa la menor duda de que es más ventajoso, lo mire por donde lo mire. O, ¿acaso me va usted a rebatir el hecho de que el camino más corto entre dos puntos es la línea recta? Pues no creo que se atreva usted, y llegados al punto de que lo hiciera, no me quedaría otra que dar por perdida la esperanza de que un INSTRUCTOR como se hace usted llamar, no sirva más que para lo que sirven una ingente cantidad de ellos, que no es ni mas ni menos que para desinformar y desinstruir, o como bien apuntaba el autor de este artículo, para DESTRUIR.

    Si usted como INSTRUCTOR predica aquello que cita en su comentario, ” Y claro que hay que cargar para descargar adrenalina”, no puedo más que recomendarle, eso si, desde el más absoluto respeto, que se lo haga mirar. Al mismo tiempo, y ya acabo, pedirle encarecidamente que, a pesar de ser usted INSTRUCTOR, que siga instruyéndose, no se quede usted con lo que incoscientemente “no sabe”, se trata de la búsqueda de nuevos horizontes, de la búsqueda de la verdad, porque si nos quedamos anclados en la instrucción del paleolítico, pues eso… recaemos una y otra vez en aquello de la ignorancia.

    Le invito a que lea, a que se documente, a que investigue, y a que saque conclusiones, ya verá como haciendo un humilde examen de conciencia se dará cuenta de lo equivocado que uno puede llegar a estar. Por cierto, recomendarle ya por último que lea el artículo de Cecilio Andrade “Los cinco niveles de competencia”, igual se ve reflejado en alguno de ellos y eso le haga recapacitar.

    Gracias por su atención y un saludo.

  4. avatar

    Imagino que es usted instructor de la época en las que los seguros de las armas eran poco mas que una desconfianza a la instrucción del portador del arma. Antiguamente estaba incluso prohibido en las antiguas Reales Ordenanzas del Ejercito de Tierra el llevar el arma alimentada salva en el caso de ir a hacer fuego de manera inmediata. Eso caló en los tiradores de aquellos lejanos tiempos hasta fundirse con el ADN y convertirse en una barrera psicológica más. Que miedo llevar un cartucho en la recámara!!!!!

    Hoy en día un arma no se dispara si no se presiona conscitemente el disparador por lo que desaprovechar la ventaja táctica de un cartucho en recamara puede significar la diferencia entre ganar o perder el enfrentamiento y quien sale a la calle con un arma no puede salir a perder nunca.
    Revise su técnica señor instructor y no mande a la calle a perder la vida a nadie.

Añadir comentario

Amazon Shop

BANNER-TORNIQUETEbanner-cuarta-edición

Enlaces Patrocinados

cascos electrónicos

Artículos