La recarga o cambio de cargador con pistola

 

recarga o cambio de cargador pistolaDentro de cualquier plan de formación o de actualización del profesional armado, la recarga o cambio de cargador es una de las asignaturas pendientes, ya que son muchos los que conocen la teoría, pero pocos los que llevan a efecto la práctica.

En mis clases he podido comprobar como aproximadamente el 80% de los alumnos, cuando acaban una secuencia de disparo o ejercicio de tiro y el instructor dispone un cambio de cargador, desconocen la ubicación del mismo, tampoco saben como sacar el vacio de la pistola con celeridad e introducir el lleno sin trabas, como soltar la corredera, y un largo etc.

Asimismo son muchos los profesionales que habitualmente solo portan un cargador de servicio haciendo gala del aquel viejo dicho que reza “lo que no vayas a solucionar con 5 o 10 cartuchos, no lo vas a solucionar con 25 o 30”. Normalmente, a esta afirmación y a otras de similar índole suelo responder que yo prefiero llevar 30 cartuchos y no necesitarlos que necesitarlos y no llevarlos, además, una intervención o enfrentamiento nunca es igual a otro y jamás podremos predecir que tipo de arma o que cantidad de munición va a portar un posible agresor.

ecarga o cambio de cargador pistola

Tipos de recargas o cambios de cargador

De forma general se puede decir que existen dos momentos en los que realizar un cambio de cargador con sus posibles variantes, dando lugar a lo que se conoce como cambio táctico de cargador o recarga táctica y al cambio de emergencia o recarga de emergencia. A continuación explicaré cada una de ellas ayudándome de algunas fotografías.

  • Recarga Táctica

Se entiende por “cambio táctico de cargador o recarga táctica”, a aquella maniobra que se realiza sin haber agotado totalmente los cartuchos que llevamos en el cargador con el que iniciamos la secuencia de tiro. Teniendo la pistola alimentada con un cartucho en la recámara y ante la posibilidad de quedarnos sin munición en un momento crucial, realizamos el cambio de cargador sin deshacernos del mismo ya que sus cartuchos pueden llegar a hacernos falta en el transcurso del enfrentamiento armado.

Usted no sabe cuanto puede durar el enfrentamiento armado así que mantenga su arma en condiciones de fuego en todo momento.

Existen varias formas de realizar este tipo de cambio de cargador, unas más simples, y otras que precisan de una mayor complejidad motora las cuales requieren mayor entrenamiento.

Dicho esto y dado que debemos tener siempre presente que en el transcurso de un enfrentamiento real nuestras capacidades se verán mermadas por múltiples factores, personalmente prefiero siempre lo más simple.

En mis clases indico a los alumnos que para realizar el cambio táctico de cargador es mejor servirse de ayuda de un bolsillo o del borde del propio pantalón, eso siempre antes que intentar sujetar ambos cargadores en una sola mano. Con entrenamiento se puede realizar ese tipo de cambio sujetando ambos cargadores en una mano, posicionando uno de ellos entre los dedos meñique y anular de la mano débil, pero en una situación de estrés tendremos muchas posibilidades de que se nos caiga, o se pierda si no tenemos el movimiento interiorizado.

El modo de ejecución, sería el siguiente:

Retirar el cargador usado e introducirlo en el bolsillo

ecarga o cambio de cargador pistola

A continuación y aprovechando el momento de subir la mano débil nuevamente hacia la pistola, arrastrar el cargador lleno desde el porta cargador hacia la pistola.

ecarga o cambio de cargador pistola

  • Recarga de emergencia

“Cambio de emergencia o recarga de emergencia” (también conocida como cambio rápido de cargador) es aquella que se realiza en el momento en el cual agotamos la munición del cargador insertado en la pistola debiendo asimismo alimentar la recámara del arma.

Si tiene que cambiar el cargador de forma urgente estará perdiendo un tiempo muy valioso frente a su agresor.

Esta maniobra, como su nombre indica, es de “emergencia”, así que siempre que tenga un receso en su enfrentamiento o cambie de parapeto y no sepa cuanta munición le queda en el cargador, realice una recarga táctica y no espere a que se agote la munición en el momento menos indicado.

Por norma general, en casi la totalidad de pistolas semiautomáticas, salvo avería o mala manipulación, al agotarse la munición del cargador, la teja elevadora retiene la corredera en su parte más retrasada por lo que solamente nos restará dejar caer el cargador vacío, introducir el lleno y soltar la corredera para alimentar la recámara.

ecarga o cambio de cargador pistola

Existen varias forma de soltar la corredera, a través de actuar sobre la pieza de retenida con la mano fuerte, con la mano débil, o tirando de la corredera con la mano débil, siendo ésta última forma de la que yo soy más partidario, ya que con las anteriores si no tenemos los dedos lo suficientemente largos, desharemos el empuñamiento.

ecarga o cambio de cargador pistola

Siempre que pueda, para realizar este tipo de recarga, busque una cobertura. Si esto no es posible, debe reducir su silueta en la medida de lo posible según su separación del agresor. Lo más conveniente es adoptar una posición de tronco inclinado hacia delante, postura que debe adoptarse inmediatamente en el momento que el arma interrumpe el fuego.

image013Otra de las cosas que aunque comente en último lugar tiene gran importancia es la colocación del portacargador y los cargadores en su interior. Yo personalmente los llevo en la parte opuesta a donde porto la pistola, es decir, en el lado izquierdo de mi cintura, donde tengo un buen acceso a los mismos. Coloco los cargadores, de forma que el proyectil de los mismos quede orientado hacia delante, de modo que al cogerlo pueda tocar con la yema de mi dedo índice de la mano débil al propio proyectil. Lo hemos dicho en otras entradas, esta es la forma que yo empleo, pero no es la única, simplemente es la que a mi me va bien.

Texto y fotografías: Javier Vila. Especialista en armamento y tiro del Cuerpo Nacional de Policía.

Artículos relacionados: