Hola, visitante! [ Regístrate | Iniciar Sesiónrss  | rss  | rss  | tw

La SIG P-226, una de las mejores pistolas policiales.

| Armas cortas | 6 agosto, 2016

 

La SIG P-226, una de las mejores pistolas policiales.La SIG P-226, una de las mejores pistolas policiales. Las SIG-Sauer son mi debilidad, he de admitirlo. Me “vendieron” la primera gracias a la supuesta calidad de la marca, y en aquella época (en mis inicios en el tiro), al igual que otros compañeros, quería tener “lo mejor”. Realmente noté esa calidad en diversos aspectos que destacaré a lo largo del capítulo, aunque no tuve en ese momento la oportunidad de comparar las características de mi P-226 con otras armas similares.

Esa oportunidad llegó en el momento en que comencé a trabajar con armas (escolta privado), y tomé contacto con disparadores ásperos, sistemas de desamartillado poco fiables, e incluso piezas metálicas con rebabas que se me clavaban en la mano. Entonces recordé la frase de Massad Ayoob en su obra The gun digest book of SIG-Sauer: experience the quality of a SIG.

La SIG P-226 con rail de acesorios

No es muy común encontrar SIGs en manos de policías españoles, de hecho la P-226 solo se encuentra en servicio en el Grupo Especial de Operaciones (G.E.O.) del Cuerpo Nacional de Policía (C.N.P.), y las modelo Pro en manos de algunas policías locales (por ejemplo, Tarifa, Cádiz), quizás debido a su elevado precio, o a que no es un arma que se prodigue en las producciones de Hollywood. Pero sin duda es una de las mejores armas policiales que podemos encontrar “ahí fuera”.

La SIG es una pistola “de servicio” de gran tamaño, pero muy cómoda para uso de paisano.

Historia, usuarios y variantes:

Pistola Sig Sauer P220En 1975, las Fuerzas Armadas suizas adoptaron la SIG P-220 con la denominación militar P-75 (por el año de introducción), en sustitución de sus veteranas P-210. Esta pistola era bastante diferente a su predecesora, siendo una semiautomática de doble acción, sin seguro manual de aleta pero con un sistema de desamartillado que permitía volver a doble acción fácilmente tras efectuar sucesivos disparos en simple acción, inspirado en la Sauer 38H. Imagen derecha Pistola Sig Sauer P220

El mecanismo de la P-220 era el Browning de retroceso corto, (leer artículo sobre sistemas de acerrojamiento Browning-Colt) y en lugar del sistema de tetones utilizado en la 1911, estas armas emplean el acerrojado del bloque de la recámara en la ventana de expulsión para bloquear el conjunto durante el disparo (sistema copiado posteriormente por Glock).

La P220 perdió el contrato con el ejército americano simplemente porque Beretta presentó la mejor oferta económica.

La P-220 era una pistola de gran calidad, con la corredera de acero estampado y el armazón de aleación ligera. En calibre .45 tuvo una gran aceptación en el mercado policial U.S.A., siendo una de las preferidas por Massad Ayoob. Desde finales de los años 90, las correderas de las SIG se fabrican en acero mecanizado, mucho más resistente.

Soldado de la 101ª división aerotransportada disparando una pistola Sig Sauer

Soldado de la 101ª división aerotransportada disparando una pistola Sig Sauer durante una sesión de entrenamiento con distintas armas cortas.

En 1983, el diseño básico fue modificado para participar en el concurso XM-9 del ejército U.S.A., siendo el detalle más significativo la adopción de un cargador de doble columna de quince disparos, en lugar del monohilera de siete de la P-220. Un detalle poco conocido es que el prototipo usaba un cargador de la que sería su gran rival, la Beretta 92…

Este arma perdió el concurso, pero simplemente porque Beretta presentó una mejor oferta económica, no porque la suiza no superara las pruebas de forma satisfactoria. Algunas SIG llegaron a romperse durante las pruebas, ya que SIG se vio obligada a montar los prototipos en suelo norteamericano subcontratando a la empresa SACO (compañía que fabrica las ametralladoras M-60), y las armas eran bastante diferentes en cuanto a su manufactura a las fabricadas en Suiza. Estas pistolas se entregaban en una bolsa roja con dos cargadores y la marca XM-9/226 en ella. Hoy en día, estos prototipos son codiciadas piezas de colección.

Soldado Navy Seals p226Beretta también tenía una planta de producción en Maryland, lista para fabricar pistolas inmediatamente, circunstancia que no compartían los suizos (que como he señalado, no tenían importador en Estados Unidos). De hecho, muchos expertos norteamericanos como Chuck Taylor declararon que la P-226 era la que mejor se ajustaba a los requerimientos para una nueva pistola de 9 m/m Luger, pero demasiados factores jugaban en su contra. Tras perder el concurso, no obstante, la P-226 fue adoptada por los SEAL, quienes la mantienen como arma corta reglamentaria hasta la actualidad, así como por numerosos cuerpos policiales norteamericanos. Fuera de Estados Unidos, es reglamentaria en el Special Air Service británico (S.A.S.), quién la usa regularmente con cargadores de 20 disparos, y por el Grupo Especial de Operaciones español, por citar algunos.

En su época, la SIG era una de las pocas armas sin seguro manual de aleta, que confiaba únicamente en la doble acción y en el entrenamiento del tirador para prevenir accidentes. En resumen, la operación del arma era exactamente igual que en un revólver: desenfundar y disparar. La única diferencia era el uso del desamartillado para volver a doble acción si no habíamos agotado la munición y queríamos enfundar la pistola.

Porte oculto pistola p226La SIG es una pistola “de servicio”, de gran tamaño, pero muy cómoda para uso de paisano, ya que carece de aristas o protuberancias molestas (como seguro de aleta que se nos “clave” en el costado), y su grosor es contenido. En ese sentido, es más fácil ocultarla que muchas armas compactas (U.S.P. Compact) o ultracompactas (Glock 26). Simplemente sosteniendo el arma “de canto”, observaremos que el grosor de la corredera y el de la empuñadura son prácticamente iguales, al contrario que otras pistolas como la USP Compact, cuya corredera es notablemente más gruesa. Ya que este es realmente el parámetro más significativo a la hora de la ocultación, la P-226 es una de las mejores armas para este menester.

Las variantes en que se ofrece son las siguientes:

  • pistola sig sauer P-226 Rail/226R P-226 “estándar”: modelo fácilmente reconocible ya que no dispone de rail de accesorios ni rabera sobredimensionada. Los modelos iniciales tenían el pasador de la aguja percutora hueco, y las cachas de plástico. Posteriormente se introduce la segunda versión con los pasadores macizos y cachas de goma. Hoy en día es frecuente en el mercado de segunda mano.
  • P-226 Rail/226R: posee un rail para accesorios en la zona inferior del armazón, justo delante del arco guardamontes. Actualmente es el modelo estándar, reemplazando al 226 sin este accesorio. Imagen derecha.
  • P-226 Tactical: 226R con cañón de 127 milímetros roscado para supresor.

P-226 Tactical con supresor

Pistola P-226 Tactical con supresor

  • P-226 Navy: versión civil del modelo desarrollado para los SEAL. Su principal característica es un acabado anti-corrosión, miras de contraste y corredera de acero inoxidable con un ancla grabada. Se comercializa desde 2004.
  • P-226 Mk25 (2011): dispone de miras de tritio SIGLITE y todas las partes metálicas externas e internas tienen el acabado anti-corrosión.
  • P-226 Blackwater (2007): SIGLITE, carril Picatinny, armazón pavonado y corredera de acero inoxidable. Este modelo disparaba el cartucho 9 m/m Luger con cargador de quince disparos. En 2009 fue sustituido en el catálogo por la Blackwater Tactical, con cargadores de 20, y posteriormente por la Tactical Operations.
  • P-226 SCT (Super Capacity Tactical): posee ranuras para montarla en la zona anterior de la corredera, carril de accesorios, alza SIGLITE, punto de mira TRUGLO (fibra óptica), y viene de fábrica con cuatro cargadores de veinte tiros (9 m/m) o de quince (.40 S&W).
  • P-226 equinox: calibre .40 S&W, TRUGLO+SIGLITE y rail Picatinny.
  • P-226 ST: armazón de acero inoxidable (lo que la hace más pesada), carril de accesorios. La mayor masa de este arma hace que se perciba un menor retroceso. Se fabricaron muy pocas.
  • P-226R HSP (Homeland Security Pistol): disparador DAK, corredera inoxidable (Nitron), SIGLITE y carril picatinny.
  • P-226 X-Five: modelo de competición, con cañón de cinco pulgadas y beavertail (rabera de la empuñadura alargada para evitar que el martillo percutor nos “muerda” la mano al retroceder). Alza ajustable. Se fabrica en simple acción (SA) y doble acción/simple acción (DA/SA), y se ajustan a mano. Calibres 9 m/m y .40.
  • P-226 X-Six: modelo muy similar al anterior pero con cañón de seis pulgadas. El armazón tiene rebajes para los dedos tallados.
  • P-226 Elite: se ofrece en los calibres 9 m/m Luger, .40 S&W y .357 SIG. Presenta beavertail, marcas en la zona anterior de la corredera para montarla, picado más agresivo en la empuñadura, y miras nocturnas.
  • P-226 Combat: hay dos modelos, la combat y la combat TB (Threaded Barrel–cañón roscado). Es una pistola DA/SA, con miras nocturnas, corredera con tratamiento Nitron, marcas para montarla en la zona delantera de la corredera, cachas de plástico color desierto y carril Picatinny. El cañón de la TB mide 15 milímetros adicionales para la rosca del silenciador.
  • P-226E-2: presentada en el Shot Show de 2010. La diferencia más evidente es un rebaje en el dorso de la empuñadura denominado “enhanced ergonomics”, que reduce la longitud desde la mano al disparador en 13 m/m. Dispone de un sistema de disparo con “reseteo” más corto y cacha envolvente de una pieza. Este arma no se fabrica en serie, pero el concepto se ha aplicado a la nueva P-224 subcompacta.
  • P-226 Classic 22: corredera de aluminio con acabado Nitron. Calibre .22 LR. Muelle recuperador más largo con guía de plástico. Se puede convertir a fuego central sustituyendo corredera y cargador, SIG denomina a esta conversión X-change. El cargador es de diez disparos. Al igual que las “Mosquito”, se puede customizar con un silenciador, lo que la convierte en un arma extremadamente discreta.

 

¿En qué calibres se fabrica y qué piezas son intercambiables entre ellos?

Podemos encontrar la 226 en los calibres policiales usuales: 9×19 m/m Luger, .40 S&W y .357 SIG (estos dos últimos pueden intercambiarse simplemente con un cañón de repuesto), así como en .22 LR.

Despiece básico de la pistola p226

Despiece básico de la pistola P226

Los primeros modelos tenían la uña extractora interna, lo que la hacía más débil y difícil de reemplazar en caso de rotura. Los modelos actuales tienen una uña exterior, fácilmente reconocible a simple vista. Aunque mi arma personal era del modelo antiguo, he de admitir que este tipo de extractor no me causó ningún tipo de problema.

A pesar de que es una pistola de servicio, con cargador de doble columna, lo cierto es que la empuñadura de la 226 es muy pequeña, adaptándose bien a usuarios de pequeña talla. Las cachas originales son algo “lisas”, su textura no es precisamente antideslizante, y si disparamos con las manos sudadas, el control no será muy bueno. Por ello, es común el uso de grips de Pachmayr o de sistemas artesanales realizados con cámaras de bicicleta para los que no les guste el relleno lateral de los primeros. En mi caso utilicé los dos sistemas, siendo el segundo infinitamente más cómodo (y económico).

La 226 (y en cierta medida la 228), son armas extremadamente precisas en calibre 9 m/m Parabellum/Luger, obteniendo agrupaciones de poco más de una pulgada (3 centímetros) a 25 metros. En este aspecto, solo algunas 1911 “custom” son bastante mejores que la SIG.

image025Un detalle curioso es que el cañón está construido en dos partes, soldadas entre sí. Esto puede ser motivo de desconfianza, pero el hecho es que nunca se ha conocido el caso de un cañón de P-226 que se haya roto por esa unión. Además, si comparamos esta pieza con el de una P-220, observaremos que la zona de apoyo con el armazón es ligeramente mayor, lo que la hace más precisa que su hermana mayor.

Imagen derecha Cañon Sig Sauer P226 en calibre 357 Sig

Algunas armas del .40, han dado problemas por el siguiente motivo: durante un tiempo, los armazones de estas armas se fabricaban en Europa, y las correderas en Estados Unidos, ensamblándose estas en tierras yankys. El resultado era ligeros problemas de ajuste, que no era precisamente el óptimo para una pistola de esta calidad.

Seguros y sistema de desamartillado:

En cierto modo, la P-226 constituyó un shock para los tiradores de la época (sobre todo los norteamericanos), al no disponer de seguro manual de aleta. Años más tarde, Glock adoptaba una aproximación similar en sus pistolas, pero a finales de los años 70, una semiautomática dotada únicamente de seguros automáticos era una primicia. Aún hoy, se cuenta la anécdota de armeros estadounidenses “buscando” desesperadamente la aleta del seguro.

Sig Sauer posee un magnífico sistema de desamartillado en comparación con otros fabricantes.

Estas armas disponen de 4 mecanismos de seguro (aunque algunos de ellos no lo son estrictamente, hoy en día parece que los fabricantes se pelean a ver quién presenta la pistola con mayor número de “seguros”).:

  • Seguro de aguja percutora: el clásico seguro de caída, que inmoviliza a la aguja percutora hasta que apretamos el disparador a fondo. Esto evita una descarga accidental si la pistola cae al suelo de boca.
  • Sistema de desamartillado: no se trata de un seguro en sí, pero permite aumentar instantáneamente el recorrido y dureza del gatillo, por lo que, en la práctica, reduce las probabilidades de un disparo accidental. Con una SIG, sustituimos el acto mecanizado de poner el seguro de aleta, por el de accionar la palanca de desamartillado.
  • Seguro de interposición: se trata de un diente que separa el martillo percutor de la aguja, al estilo de algunos revólveres.
  • Seguro de desconexión: impide que el arma dispare si la corredera no está acerrojada.

Grosso modo, la SIG se asemeja a un revólver en su funcionamiento, contando con la presión sobre el disparador en doble acción como el único obstáculo entre el dedo del tirador y el disparo.

El magnífico sistema de desamartillado, al contrario que en otras armas como H&K o Star, funciona en dos tiempos: al apretar la tecla hacia abajo, el martillo caerá hasta algo más de la mitad de su recorrido, y al soltarla finalizará su movimiento hacia adelante. Esto amortigua el golpe de esta pieza y hace el proceso más seguro que si cayera directamente sobre la aguja percutora.

¿Qué tipo de municiones puedo utilizar en la P-226?

munición hp para pistolaEste arma es muy tolerante con las cargas potentes, y podemos disparar municiones “+P” sin problemas. Las “+P+” no deberían usarse, ni en esta ni en cualquier otra pistola, aunque en principio si las resistiría.

¿Puedo disparar la pistola en seco?

El fabricante no pone objeciones a disparar en seco la P-226 ocasionalmente, esto no dañará la pistola. No obstante, si lo hacemos a menudo (por ejemplo, más de doscientas veces diarias), hay altas probabilidades de romper el pasador que sujeta a la aguja percutora, y tendremos que enviar la corredera entera al fabricante para repararlo. Nos daremos cuenta de que se ha roto porque sobresaldrá por uno de los laterales.

Por tanto, es recomendable usar alivia percutores.

El disparador DA/SA de la SIG es de lo mejorcito que vamos a encontrar en un arma de servicio.

¿Qué tipo de miras puedo instalar?

miras regulables p226Uno de los escasos fallos de la SIG, es que su línea de mira es muy alta (no tanto como las H&K USP), problema que se acrecienta si instalamos miras regulables. Al disparar con una mano se percibe esta diferencia.

En cambio, las miras de serie son aceptablemente bajas. Tradicionalmente consistían en un punto y un alza fijos (aunque regulables en lateralidad con una herramienta especial), con un sistema de barra y punto. Moviendo el alza 0,020 pulgadas a un lado, el punto de impacto se trasladará 3 pulgadas a unos 25 metros.

Punto y alza también se pueden adquirir en diferentes alturas, y cada cambio subirá el punto de impacto 1 o 2 pulgadas respectivamente a 25 metros.

¿Existen diferentes disparadores para mi P-226?

El disparador DA/SA de la SIG es de lo mejorcito que vamos a encontrar en un arma de servicio, sin ningún género de dudas. Está derivado del de la P-210, y probablemente es el más suave de entre todas las armas de su clase.

Existen cinco tipos, el primero es el que montaban los prototipos destinados al concurso XM-9, y que era prácticamente idéntico al de la P-220. Las armas de producción, se sirvieron durante mucho tiempo con un disparador estriado, hasta que en 1993 se pasó a uno con diseño liso, más adecuado para disparar en doble acción. No obstante, la distancia desde el frontal del disparador hasta la parte posterior de la empuñadura, seguía siendo algo grande para algunos usuarios. También, el peculiar diseño de la cola del disparador dejaba poco espacio entre este y el frontal del arco guardamontes, de modo que era difícil disparar con guantes (como acostumbran a hacer muchos policías y militares). De modo que recientemente se introdujo el short trigger, el cual es un poco más fino que el anterior, de modo que deja más espacio dentro del arco guardamontes. Este no se trata de un sistema de disparo completo, sino solo de la pieza que apretamos con el dedo: el recorrido y presión van a seguir siendo iguales.

short reset trigger para la pistola p226Este gatillo corto, vale unos treinta dólares y se puede instalar en casa, aunque se recomienda que lo haga un armero certificado.

El short reset trigger (no confundir con el anterior), sí que es un mecanismo de disparo completo, y puede ser instalado de forma casera. Reduce a 7,5 libras la presión en doble acción y a 3 en simple, y ha tenido una gran aceptación entre los usuarios.

Otro truco si queremos reducir la presión del disparador, es cambiar el muelle real por uno más ligero. En otras armas, esto acaba dando problemas de percusión débil, pero como el de la P-226 es más fuerte de lo necesario (20 libras), poner uno de 17/18/19 no afectará a la ignición de la munición.

Esto en cuanto a disparar en doble y simple acción, pero las opciones van más allá: para SIG (y para otros fabricantes), fue inevitable ofrecer su pistola en solo doble acción ( DAO). De hecho, esta pistola es reglamentaria en el departamento de policía de Nueva York, y es fácil distinguirla porque no tiene palanca de desamartillado ni cresta del martillo. En este caso, el arma funcionaría prácticamente como un revólver de doble acción. Es posible convertir un arma DAO a DA/SA adquiriendo las piezas necesarias.

Asimismo, (cómo no), existe una aproximación de SIG al sistema de doble acción corta, introducido por las Glock (la Glock, estrictamente, no utiliza una doble acción, pero en la práctica funciona la sensación del tirador es que está usando una doble acción con menor recorrido), la llamada Double Action Kellerman (DAK). Está basado en la DAO, pero en lugar de requerir una presión de 44 newtons, lo reduce a 29. Tras disparar, el gatillo se resetea hasta aproximadamente la mitad de su recorrido. Desde esta posición intermedia, la presión es de 38 newtons. Si se deja avanzar el disparador hasta la posición más adelantada, la presión bajará a 29 newtons de nuevo. Para utilizar el reseteo intermedio hay dos sistemas: uno manteniendo el disparador apretado mientras se tira de la corredera, y el segundo durante el ciclo de disparo. La pistola se puede montar apretando el gatillo hasta justo después del punto de reseteo, parando en ese momento, y soltándolo. Es posible que esto se deba a un fallo de diseño.

Los diseñadores de SIG defienden su “engendro”, alegando que el primer punto de reseteo es más duro para permitir disparos más rápidos con la seguridad adicional de la dureza, pero que realmente la pistola está diseñada para dejarla resetear al segundo punto (o sea, disparar como una DAO). Esto para mí no tiene mucho sentido, aunque es prácticamente igual que el disparador LEM de H&K. ¿Cuestión de marketing? El hecho es que las DAK no han tenido mucho éxito en Estados Unidos.

Otro aspecto importante a reseñar del mecanismo de disparo de la P-226, es que el muelle del disparador original era de un material muy duro, y literalmente se “comía” el armazón por dentro, lo serraba a cada vaivén. A partir de 1998, SIG introdujo un muelle plano que soluciona este problema. Es fácil distinguir las del modelo antiguo sin desmontarlas, porque las cachas están picadas solo hasta la altura el tornillo superior que la sujeta, mientras que las más modernas tienen un picado más fino que llega hasta el borde superior de la cacha.

¿Dónde se encuentra el retén del cargador?

retén del cargador pistola p220Las P-220 originales (imagen izq.), al igual que otras muchas pistolas clásicas europeas, tenían la retenida del cargador en el talón de la empuñadura, con el objetivo de que fuese lo más difícil posible su pérdida involuntaria. Está claro que no es la posición más idónea para una recarga rápida, de modo que en las versiones más recientes de esta pistola (y en la P-226), se encuentra en la posición más común (o “americana”), en el lateral de la empuñadura. (Imagen inferior)

reten del cargadopr pistola p226

Esta pieza, aunque no es ambidextra, sí que es reversible, pero nos llevará un buen rato de “bricolaje”.

¿Qué tipo de cargadores hay?

Existen cargadores de 10, 12, 13 o 15 disparos (.40 S&W y .357 SIG), y de 10 (era Clinton), 15 (los más comunes), 17, 18 y 20 en 9 m/m Luger. Las armas de calibre .22 poseen cargadores de 10 disparos.

Básicamente podemos encontrar dos grandes tipos de cargadores, que vamos a diferenciar a simple vista, tanto por el acabado como porque el nombre el fabricante estará estampado en un lateral: Sauer y Mec-Gar. Aunque los primeros son aceptables, los segundos son mucho mejores, el muelle es casi el doble de largo y las paredes de la pieza mucho más robustas.

  Cargadores Mec-Gar Sig para la Sig Sauer P226 de 18 cartuchos

Cargadores Mec-Gar para la Sig Sauer P226 de 18 cartuchos

Los de mayor capacidad (20 cartuchos) fueron usados por el S.A.S., pero sobresalen por debajo de la empuñadura. Recientemente Mec-Gar ha introducido un cargador de 18 cartuchos que tiene el mismo tamaño que los estándar de 15, lo que lo convierte en un accesorio de gran utilidad.

Un truco interesante es, que si cogemos la teja elevadora de un cargador de 10 tiros, y la ponemos en un cargador de 15, ganaremos 1 cartucho de capacidad.

Retenidas de la corredera:

Es sencilla de accionar con la mano que empuña o con la de apoyo, y se encuentra en una posición y con una disposición muy similar a la de las Glock. Pero al contrario que en la austriaca, está sobredimensionada y es muy cómoda de accionar. El mismo caso nos encontramos a la hora de retener la corredera abierta, simplemente subiendo el pulgar la conectaremos.

En todo caso, al estar la corredera “limpia”, podemos liberarla tirando de ella hacia atrás sin miedo a accionar ningún mando, como ocurre con las Star o Beretta.

No es ambidextra, de modo que un tirador zurdo tendrá que optar por usar el método anteriormente descrito de tirar de la corredera y soltarla.

Silenciadores y supresores:

La P-226 puede aceptar este tipo de elementos, pero será necesario cambiar el cañón por otro más largo, por ejemplo de Bar-Sto, e instalar unas miras de perfil más alto (Ameriglo). Sin duda las P-226 de los SEAL (Sea, Air and Land, unidad de operaciones especiales de la marina norteamericana) los usan, aunque inexplicablemente, no se ha previsto esta posibilidad en las pistolas del G.E.O.

Mantenimiento:

Las SIG no son tan duras como las Glock o H&K, y se oxidan fácilmente (sobre todo los primeros modelos), si no las mantenemos adecuadamente.

mantenimiento de las pistolas sig sauer

En el siguiente enlace podemos ver varios videos de gran calidad explicando el desmontaje y mantenimiento de la P-226:

http://www.sigsauer.com/CustomerService/MaintenanceGuides.aspx

Asimismo, el fabricante pone a nuestra disposición una completa guía sobre mantenimiento preventivo:

http://www.sigsauer.com/CustomerService/documents/PREVENTMAINTGUIDE.pdf

Usuarios:

Tal y como comenté, son escasos los usuarios oficiales de esta pistola en España:

Grupo Especial de Operaciones del Cuerpo Nacional de Policía.

SECURITAS (empresa de seguridad privada): escoltas (probablemente sustituidas por Glock 19).

geo policia nacional pistolas sig sauer

Grupo Especial de Operaciones del Cuerpo Nacional de Policía durante una sesión de adiestramiento.

La SIG P-228: Versión compacta de la P-226

Pistola Sig p228La P-228 es simplemente una versión compacta de la P-226, mediante el método de recortar parte del conjunto cañón/corredera y empuñadura. Así, la primera pieza queda con una longitud de 99 milímetros (en lugar de los 112 de la P-226) y la longitud total pasa de 196 a 180 milímetros. El menor tamaño de la empuñadura se traduce en la pérdida de dos cartuchos en el cargador, quedando al mismo nivel de capacidad que la USP Compact. Fue reglamentaria en el F.B.I., la D.E.A., los U.S. Marshalls y muchos cuerpos policiales de Norteamérica, que posteriormente han cambiado a la 229.

Asimismo, el diseño del arma se retocó para eliminar aristas, ya que su objetivo era principalmente operarios que llevasen sus armas ocultas. Por lo demás, sus mecanismos y mandos son exactamente iguales que en la 226.

Algunos usuarios señalan que su mecanismo de disparo es más áspero que el de la 226, y que tiene algo menos de precisión, lo que es normal ya que su cañón y el radio de miras son más cortos.

La P-228 es relativamente popular en unidades policiales que trabajan de paisano, y entre algunas unidades militares. De hecho, es reglamentaria en el ejército norteamericano como M-11, y es utilizada por el servicio de seguridad diplomática y por los SEAL. Sin embargo, el calibre 9 m/m no es muy popular al otro lado del charco, por lo que SIG desarrolló la P-229. El objetivo era recamarar el arma para las municiones .40 S&W y .357 SIG, lo que obligó a rediseñar la corredera, que en el nuevo modelo es mucho más robusta, así como a cambiar el muelle recuperador. Aunque solo cambiando el muelle recuperador de la 228 ya hubiera servido, el fabricante prefirió crear una corredera totalmente nueva, mecanizada y más pesada que la anterior. Este arma es reglamentaria en los Sky Marshalls.

La entrada en catálogo de la 229 supuso el fin de la producción a gran escala de su predecesora, aunque se siguen fabricando en pequeño número, y en Europa sigue siendo el modelo predominante debido a la popularidad de su calibre.

La 229 puede convertirse a 9 m/m cambiando el cañón y el muelle recuperador, y se ofrece en las mismas versiones que la 226: DA/SA, DAO y DAK.

Aunque el cargador original es de trece disparos, Mec-Gar los fabrica en quince (sin sobresalir del brocal) y dieciocho (con un talón en su parte inferior). Para la 229 existen de diecisiete cartuchos también, además de los acostumbrados de diez disparos para el mercado USA. También podemos usar el cargador de la 226, aunque sobresaldrá un par de centímetros por debajo de la empuñadura.

En tiempos recientes, las 228 y 229 han adoptado el omnipresente carril de accesorios, denominándose 228R y 229R respectivamente. Además, la 228 puede equiparse con un cañón Bar Sto más largo y roscado para utilizar un supresor, pero también tendremos que cambiar las miras por unas más altas (Ameriglo).

En España, la 228 no es un arma frecuente, pero ha sido reglamentaria en varias empresas de seguridad (escoltas), como OMBUDS y Seguriber, y es arma particular de multitud de funcionarios policiales, además de ser reglamentaria en la Policía Local de Bilbao.

Texto: Pedro Pablo Domínguez Prieto

Artículos relacionados:

 

Añadir comentario

Enlaces patrocinados

BANNER-CASCOS-ELECTRONICOS

Amazon Shop

BANNER-TORNIQUETEbanner-cuarta-edición

Video destacado

Girl & guns: Chica de la semana

chica con armas

Artículos