¿Munición de punta hueca para los miliares estadounidenses?

 

Munición de punta hueca para los miliares estadounidensesEn un cambio doctrinal significativo, el ejército estadounidense se plantea abandonar la clásica munición FMJ para adoptar puntas Hollow Point (Punta Hueca) con diseños similares a los utilizados por la mayoría de las agencias de policía americanas. El anuncio se hizo en el Picatinny Arsenal del ejército de Estados Unidos en Nueva Jersey durante el “Industry day” que concluyó la semana pasada.

La información saltó a la palestra por los comentarios de Richard Jackson, asistente del togado militar del ejército de EE.UU. para el derecho de la guerra, con los que abría la posibilidad de que los militares estadounidenses adopten munición de punta hueca en su nuevo sistema de armas de puño XM-17  Modular Handgun System

Munición de punta hueca para los miliares estadounidensesDurante el encuentro celebrado entre fabricantes y representantes del ejército para la sustitución de la Beretta M9, Richard Jackson dijo a los asistentes que: “Incluir municiones especiales en el nuevo sistema de armas XM-17 proporcionará a los soldados una pistola más letal”

En su discurso también recalcó que las policías federales, estatales, y los distintos elementos de las fuerzas del orden locales utilizan desde hace tiempo municiones expansivas en sus armas de mano debido a la mayor efectividad que ofrecen frente a las amenazas actuales, con lo que dio a entender que el ejército adoptará esta munición en la nueva arma corta de dotación que adquirirá próximamente.

Munición de punta hueca para los miliares estadounidenses

A través del proyecto XM-17, el Ejército de los EE.UU tiene la intención de sustituir las Beretta M9 por un sistema de arma de fuego más moderno.

Munición de punta hueca para los miliares estadounidensesSegún Debi Dawson, portavoz del Program Executive Office Soldier (organismo que busca dotar al ejercito de las mejores capacidades para el combate), con este encuentro en Picatinny Arsenal (New Jersey) al que asistieron más de veinte empresas del sector, el ejército pretende alentar a la industria para optimizar diferentes componentes en sus armas y municiones con el fin de procurar el máximo rendimiento a sus tropas.

Dawson afirmó durante el encuentro que “Desde que entró en servicio la Beretta M9 el año 1986 , la tecnología de las armas de puño ha avanzado de manera significativa gracias a materiales más ligeros, mejor ergonomía o rieles de accesorios”. Según él, los planes actuales del ejército consisten en la compra de más de 280.000 de las nuevas pistolas que serán entregadas en 2018. Dawson dijo que los militares también planean la compra de aproximadamente 7.000 unidades compactas y que otros estamentos que participan en el programa de XM-17 podrían aumentar las compras en 212.000 pistolas más. En total unas 600.000 armas que supondrán un suculento contrato para el fabricante que se lleve el gato al agua.

Corte seccional de la munición FMJ

Corte seccional de la munición FMJ

Aunque no lo parezca, la adopción de munición HP por parte del ejército americano es un cambio tan drástico que han saltado las alarmas. Según algunos sectores, se estaría violando el derecho internacional, más concretamente el artículo 23 del Convenio de La Haya donde se expresa que: “Los países contratantes acuerdan abstenerse de usar balas que se expandan, o aplasten fácilmente en el cuerpo humano, como proyectiles con cubierta dura que no cubran enteramente el núcleo o estén cortadas con incisiones”

Los proyectiles expansivos fueron prohibidos debido a que se deformen después del impacto, aumentando el daño y la gravedad de las heridas y difícilmente otros miembros de la OTAN llegarán a utilizarlos si no se cambian los tratados.

Terroristas Isis cortando cabeza

Por el contrario, algunos sectores más proclives aseguran que en las guerras asimétricas que se libran hoy en día no se lucha contra los que tradicionalmente han sido considerados combatientes (cuya definición consta el artículo primero de dicha convención) Según estos últimos, sus acciones los acercan más a la definición de terroristas y por ende deberían ser neutralizados con un solo disparo o impacto para que no lleven a cabo sus acciones, todo ello sin importar la gravedad de las lesiones producidas. Además con esta munición se disminuiría la probabilidad de producir rebotes y sobrepenetración, evitando así herir a las personas inocentes que se encuentran en el entorno donde generalmente operan estos criminales.

Sin querer entrar en la conveniencia o no de este cambio en términos de la efectividad de los proyectiles expansivos, lo que me queda claro es que la polémica está servida si finalmente se producen estos cambios.

Texto: Redacción de Stockarmas.com

Artículos relacionados: