Hola, visitante! [ Regístrate | Iniciar Sesiónrss  | rss  | rss  | tw

¡Odio las glock!

| Armas cortas | 1 abril, 2015

 

NO ME GUSTAN LAS PISTOLAS GLOCK

¡Odio las glock!

¡No me gustan las Glock!  Esa era la respuesta de Jeff Quinn durante los dos primeros años después de que se introdujera la Glock en EE.UU. 

Con este artículo pretendo ofrecer una visión retrospectiva sobre las dudas que planteaban las pistolas de polímero a finales de los 80 y principios de los 90 del siglo pasado. Por aquel entonces muy pocos vaticinaban el éxito de estas nuevas armas. Algunos incluso las tachaban de poco fiables, pero en los últimos 30 años, Glock ha demostrado que todo lo que puede hacer una pistola de acero puede ser igualado por una de polimero ¿que opinais?

¡No me gustan las Glock! Era 1986 y la 1911 .45 ACP era el arma defensiva para tener si la cosa se iba de madre. Entonces un tipo en Austria crea esta “pistolilla” de plástico en esos poco contundentes nueve milímetros y continuación, tiene el descaro de traerla a nuestro país y…¿esperar que los estadounidenses la compren?

Aceptar que una pistola tan ligera sea lo suficientemente fiable, ¿esta es la función para la que fue concebida una pistola de plástico? No puede ser. Simplemente, ¡no venderá ni una en EE.UU!

Cuando ya habían vendido 1,5 millones de unidades y después de que la hubieran aprobado para el servicio casi todas las agencias de policía del páis, decidí que tal vez debería comprobar si la Glock funcionaba realmente. Había leído mucho acerca de ellas y escuchado en distintos foros todos esos comentarios en los que se referían a estas pistolas como “Combat Tupperware”. En cambio algunos, disparaban con ella y parecían satisfechos. Aun así, yo estaba muy contento con mi Colt  1911 del  calibre 45. Con la Colt se tira bien, es de acero, y tiene un agujero grande en el cañón. Pero amigos, hay momentos en los que la vieja Colt pesa mucho en el cinturón y es difícil de ocultar -salvo que se utilice una funda interior-. Todo eso añadido a que no es necesario colocar 1200 gr de acero entre mis pantalones y yo para que me aprieten, hizo que empezara a buscar un arma más ligera y más práctica. ¡Ver para creer!

image002

Glock 19 en calibre 9 mm

Esta busqueda me obligó a mirar las Glock más de cerca hasta que un día me ofrecieron -a buen precio- una G19 con tres cargadores de quince tiros y…¡la compre! Pero el runrún seguía en mi cabeza y me fui a casa con la idea de que si finalmente no me gustaba, tal vez podía conseguir un centenar de dólares con la reventa a algún pobre tipo que no le importase llevar una pistola de plástico.

Disparé con ella y me gustó. 

Glock y municion punta huecaUna vez que puede comprobar que el arma disparaba cualquier marca de munición, junto con alguna munición recargada que yo mismo había preparado para otras armas, empece a sentirme más seguro con ella en mis manos. El armazón y la corredera son suaves y redondeados, al tacto es tan agradable como una pastilla de jabón, no tiene salientes ni un engorroso martillo que se enganche en la ropa o que entorpezca el desenfunde.

Tiene buen balance, potencia de fuego y permite una buena ocultación. En definitiva es una excelente plataforma de defensa pero he tenido que instalarle  un buen conjunto de miras de tritio que facilitan el tiro en condiciones de baja visibilidad ya que las que trae de fabrica no me gustan.

Todo era idílico entre mi Glock y yo hasta que me encontré  de nuevo a buen precio con otro modelo 19 que ya estaba equipada con miras de tritio. ¡Dos Glock 19 me dan un total de 32 tiros de munición de punta hueca 9mm! En el caso de interrupción o de una pistola dañada o caída, tengo un arma idéntica debajo del otro brazo, preparada y lista para hacer fuego. Si 16 tiros no sean suficientes, también tengo la recarga más rápida posible con sólo coger la segunda Glock. ¡Esto es genial!

La Glock 19 me ha demostrado que es un arma precisa y fiable, y por eso el fabricante ha disfrutado de un éxito espectacular en los últimos años. Evidentemente no me produce las mismas sensaciones que el acero pavonado y el nogal, ni tampoco siento lo mismo que cuando amartillo mi viejo revolver Ruger, pero…portar una Glock debajo de cada brazo es muy reconfortante cuando tienes que ir a lugares extraños llenos de personas potencialmente peligrosas, así que solo puedo añadir:

Nunca volveré a odiar las Glock!!

 

Jeff-Quinn-and-friend-courtesy-The-Truth-About-Guns

Articulo original de Jeff Quinn.

Traducido y adaptado bajo autorización por S H

 

 

Artículos relacionados:

 

Una Respuesta a “¡Odio las glock!”

  1. avatar
    Erick lopez en 2 junio, 2015 @ 23:38

    Es correcto tiene ya gran prestigio de fiable, espero poder adquirirla el otro año.

Añadir comentario

Enlaces patrocinados

BANNER-CASCOS-ELECTRONICOS

Amazon Shop

BANNER-TORNIQUETEbanner-cuarta-edición

Video destacado

Girl & guns: Chica de la semana

49bc77ed56dc871ced16ed0022e5f00f

Artículos