Pistolas Infinity (Primera parte)

La compañía Strayer-Voight se ha hecho famosa debido a las pistolas Infinity. Esta empresa nace en 1992, tiene su sede en Tejas y sus pistolas están basadas en la famosa Colt 1911.

Sandy Strayer, su fundador, siempre pensó que prestando una atención especial a los ajustes, la función y el acabado, podía construir pistolas mejores que las de cualquier fabricante. Después de dejar la empresa STI para la que trabajaba, se asoció con Michael Voigt, que era tirador profesional, comenzando de esta manera a fabricar y comercializar sus propias pistolas.

Las pistolas de la casa SV ofrecen opciones de las que no disponen otros fabricantes. Además de tener una estética atractiva, han alcanzado un alto grado de prestigio debido a su excelente calidad y unas especificaciones técnicas fuera de serie.

Para empezar, ninguna pieza de las pistolas Infinity se obtiene por modelado en caliente (forja), inyección de metal fundido o microfusión. Todas las piezas son mecanizadas a partir de barras de acero.

pistola infinity

En el caso del armazón, puede estar fabricado en acero templado 4140, también en acero inoxidable 416, aluminio aeronáutico 7075 T-6  e incluso titanio Ti64. El tipo del material depende de las circunstancias en las que vaya a ser utilizada la pistola, no obstante el armazón de aluminio ofrece una reducción de peso de casi el 70% en comparación con el de acero al carbono o acero inoxidable, en cambio el de titanio le resta aproximadamente el 50% del peso.

Aparte del armazón, cada pieza de la pistola tiene una función y unas características determinadas, como consecuencia estará fabricada de con una aleación diferente a las demás. Por ejemplo, los expulsores están mecanizados a partir de barras de acero 4340, de gran tenacidad muy buena resistencia al desgaste y al impacto. Los cañones están fabricados en acero inoxidable 416R, la misma aleación que se utiliza en los cañones de rifles de precisión.

Dejando a un lado el tema de las aleaciones, una característica común en las pistolas Infinity, es el disparador tipo ITS (Intercambiable Trigger Systems). Gracias a este sistema se puede escoger entre gatillos diferentes e incluso elegir la curvatura de la pestaña sin tener que desmontar la pistola.

Diferentes opciones de pestañas.

Imagen del “jett funnel”

Todos los modelos tienen el alojamiento del cargador biselado y se pueden dotar con “jet funnel” o boca de introducción de cargadores sobredimensionada, con lo cual admiten un cargador de mayor capacidad.

Además de lo descrito anteriormente, las pistolas de SV incorporan multitud de avances tecnológicos. Las mejoras van desde algo tan simple como la modificación de la rampa de alimentación, hasta el tratamiento AET (Accuracy Enhancing Technology) mediante el cual se modifica el rayado del ánima para hacerlo más progresivo mejorando la precisión. Según apunta la compañía, gracias a esta avanzada tecnología propia, se logra fabricar el cañón de pistola más preciso del mundo.

En la imagen podemos ver un cañón Infinity con tratamiento de nitruro de titanio.

En algunos modelos, para reducir la fricción, se le aplica nitruro de titanio al cañón alargando la vida del mismo y que le da el característico color dorado que poseen. Este tratamiento además hace que sea enormemente resistente al efecto de la corrosión. Mientras el arma es nueva, su cañón permanecerá dorado pero con el paso de unos cuantos miles de tiros, adquiere una tonalidad color bronce igualmente estética.

Los cañones también pueden estar provistos de lo que se conoce como “Sight Tracker” ofreciendo la posibilidad de instalar el punto de mira en su lomo, con lo cual se  mejora la recuperación de las miras después del disparo.

Disparo efectuando con una pistola Infinity calibre .40 S&W dotada con “Sight Tracker”

Como vemos, en Infinity todo está hecho pensando en el más mínimo detalle llevando la idea de Sandy Strayer de superar a otros fabricantes hasta el extremo.

Leer segunda parte del articulo