Hola, visitante! [ Regístrate | Iniciar Sesiónrss  | rss  | rss  | tw

Recargando la escopeta táctica

| Escopetas, Policial y defensa | 6 febrero, 2018

 

Recargando la escopeta tácticaRecargando la escopeta táctica. En el artículo de hoy explicaremos como recargar nuestra escopeta táctica. Para ello vamos a diferenciar los dos tipos de recargas que existen: La recarga reactiva y la recarga táctica

La recarga reactiva, de emergencia, de urgencia, o como se quiera llamar, la realizaremos cuando el arma  se ha quedado vacía y necesito ponerla de nuevo en funcionamiento.

Por otro lado trataremos también la recarga táctica, a voluntad o proactiva. Su definición es sencilla, hago un número de disparos y aunque no se vacíe el arma, decido recargar para mantenerla al 100% de capacidad. Analicemos a continuación cada una de estas acciones:

Recargando la escopeta táctica

 

Recarga reactiva:

La recarga de emergencia o reactiva se realiza cuando nuestra arma se vacía tras una serie de disparos y debemos recargarla de urgencia, bien porque necesitamos reanudar el fuego inmediatamente o porque preveamos reanudarlo en breve.

posición culata Recargando la escopeta tácticaEmplearemos la misma técnica de recarga que en la puesta en funcionamiento inicial de nuestra escopeta aunque el modo variará dependiendo de si tenemos una escopeta semiautomática o de acción manual.

En ambos casos retiramos el arma de nuestro hombro llevándola a una posición horizontal y dirigida a la amenaza. A continuación bloquearemos la culata entre el cuerpo y el antebrazo (imagen arriba a la derecha) para:

  • Dotarla de estabilidad.
  • Mantenerla orientada a la amenaza. Esto nos da la posibilidad de disparar inmediatamente si tras introducir el primer cartucho en la recámara, nos vemos en la necesidad hacerlo.
  • Es necesario tener una visión clara de la ventana de expulsión para, en el caso de necesitarlo, no perder el tiempo buscando donde colocar el cartucho durante la recarga.
  • El cartucho introducido no se caerá nunca al suelo ya que se mete directamente en el interior del arma (en la recámara o en la rampa que lo va a llevar a ella), quedando dentro del arma sí o sí. Si esta operación la hiciese con el arma en posición vertical en vez de  lateral el cartucho se podría caer al suelo.
  • Esta posición me permite manipular la munición y los diferentes controles del arma con la mano de apoyo (la que no acciona el disparador) pudiendo accionar guardamanos y corredera, botones de cierre, etc.

En esta posición y con la ventana hacia arriba se toma con la mano de apoyo un cartucho de del portacartuchos destinado a las recargas de emergencia (en mi caso es el dispuesto en la propia escopeta) y se introduce en la ventana de expulsión. Ojo tan sólo se deja caer dentro, no hace falta inclinar el arma ni llevarlo a la recámara.

En el caso de un arma de repetición manual, esta misma mano de apoyo avanza hacia delante para sujetar el guardamanos y tirar de él hacia delante accionando el cierre e introduciendo el cartucho en la recámara.

recarga emergencia escopeta táctica

Después de dejar caer el cartucho en la recámara la mano de apoyo (izquierda) empuja el guardamanos hacia delante

Si estamos empleando una escopeta semiautomática habrá que presionar un botón o tecla para accionar automáticamente el cierre. En ambos casos, el arma puede realizar rápidamente un disparo si es necesaria una respuesta inmediata y súbita. Esta es, también, la forma de situar un cartucho en recámara en la puesta en funcionamiento inicial de la escopeta.

Veamos un video donde Cris costa emplea esta técnica con una escopeta “pump action”:

En el portacartuchos de emergencia debe haber algunos cartuchos invertidos respecto a otros. Primeramente cogeré uno que tenga el culote hacia arriba, esos son los destinados a la recámara. Si nos fijamos en el video anterior, al hacerlo así no se requiere manipulación alguna para introducirlo en nuestra arma. Tan solo se coge, se gira el arma para ofrecer la ventana y poder depositarlo directamente dentro.

En la siguiente secuencia de imágenes vemos que el proceso para realizar una recarga de emergencia en una escopeta semiautomática es exactamente el mismo, solo que en vez de tirar de la corredera hacia delante deberemos liberar el cierre para que arrastre el cartucho al interior de la recámara.

recarga emergencia escopeta semiautomática

A continuación llevo mi arma a mi zona de manipulación para llenar el depósito. El arma se coloca en posición elevada de modo que la ventana de alimentación queda sensiblemente centrada en mi campo de visión.

recarga escopeta semiautomática

En ambos tipos de arma, semi o pump action, sólo se debe tomar el cartucho para llevarlo a la ventana de alimentación y presionarlo hacia dentro con fuerza de modo que siempre tengamos la certeza que ha quedado alojado en su interior. Para ello tomaremos un cartucho con su culote hacia abajo evitando de esta manera el tener que manipularlo para introducirlo correctamente.

cargador rápido escopeta tácticaExisten otro tipo de sistemas de carga (“speed loaders”) que permiten tomar en una mano hasta 5 cartuchos de una vez para ir introduciéndolos en el depósito uno tras otro. La experiencia dice que con nervios, estrés, guantes, movimiento, etc., no son compatibles así que mejor de uno en uno y lo más rápido que puedas hacerlo.

 

Recarga táctica:

La llamada recarga táctica o proactiva será ejecutada cuando tras hacer unos disparos, y finalizar la situación de peligro, decidamos recargar para volver a disponer de un arma con carga completa.

En este tipo de recarga ya existe un cartucho en la recámara puesto que se trata de reponer los consumidos. Para efectuarla tan solo situaremos nuestra escopeta en la zona de manipulación, bloqueando la culata entre cuerpo y brazo como ya hemos visto en la situación anterior colocando la ventana de alimentación sensiblemente centrada en mi campo de visión.

cinturon portacartuchos escopeta tácticaLa mano de apoyo se desplaza hasta localizar el cartucho en el sistema empleado para su transporte, en mi caso un cinturón (25 cartuchos sin molestar). La técnica que empleo es la misma que emplearía para los cargadores de un arma corta, y similar a la de un fusil de asalto. Siempre procuro que mis movimientos con un arma sean similares a los que efectúo con otras como ya he dicho en numerosas ocasiones.

recarga recopeta semiatutomaticaLa mano se desplaza invertida porque es el único método que he comprobado que me permite, sin mirar, deslizarlo por mi cuerpo hasta que “choque” con el portacargador o, en este caso, con los cartuchos del cinto.

Llegados a este punto lo único que se debe hacer es extraer es cartucho tirando del culote y llevarlo a la ventana de alimentación e introducirlo en el arma presionando con fuerza (Imagen derecha).

 

Descargar:

Si cualquier atisbo de peligro ha pasado, la situación ha vuelto a la calma o por otras razones queremos dejar el arma vacía sin ningún cartucho en su interior, lo normal y habitual es accionar varias veces el guardamanos o la palanca de montar para que la escopeta vaya lanzando los cartuchos. Dudo que alguien esté intentando cogerlos al vuelo así que lo normal es que se caigan al suelo. De este modo, aparte de la posibilidad de que se pueda producir un accidente con un cartucho que caiga en mala posición, también se pueden producir deterioros en los mismos que los puedan inutilizar.

Lo que voy a explicar es solo para algunos modelos, en el caso de mi escopeta (y de otras marcas) debo necesariamente accionar la palanca de montar repetidas veces hasta que el depósito queda vacío ya que la rampa de carga no se aparta nunca.

extraer cartuchos escopeta correderaVamos a diferenciar esta acción de modo genérico para ambos tipos de escopetas, partiendo siempre del arma con el seguro puesto.

Para descargar un arma repetidora manual que tiene un cartucho en la recámara colocamos al menos 3 dedos al final del guardamanos y presionamos el seguro automático. Los dedos puestos al final hacen de tope y evitan que la recámara se abra de golpe y salga disparado el cartucho. Cuando los dedos alcanzan el cajón de los mecanismos se habrá abierto la ventana de expulsión lo justo como para que, retirando 1 ó 2 dedos más y desplazando otro poco el guardamanos se pueda acceder al cartucho e, insertando un dedo extraerlo (ver imágenes de la deracha).

extraer cartuchos interior escopeta semiautomáticaEn el caso de tratarse de una escopeta semiautomática hay que deslizar hacia atrás el cierre mediante la palanca de montar. Se coloca la mano apoyada en dicha palanca (imágenes de la izquierda) y se tira hacia atrás de ella a la vez que se gira la escopeta, el cartucho cae en la mano.

Los cartuchos del depósito se extraen manualmente también, girándola de modo que la ventana de alimentación quede hacia arriba. Hay escopetas en las que habrá que llevar el guardamanos hacia delante (repetidoras) de modo que la rampa de carga de cartuchos se desplace por si sola o presionar con uno de los dedos en otras. Hay escopetas que requieren el desplazamiento completo hacia delante del guardamanos, otras necesitan la mitad o las tres cuartas partes, algunas deben tener el guardamanos hacia atrás, etc.

extraer cartuchos escopeta correderaCon el arma en esta posición, ventana de alimentación hacia arriba, se debe localizar la uña de retención los cartuchos (ver imagen de la deracha, rodeada con círculo rojo).

Siguiendo la secuencia de imágenes, presionamos con el dedo esa uña y notaremos que el cartucho que asomaba por el depósito sale del mismo. Si se retira el dedo, el cartucho sale del depósito completamente y solamente queda extraerlo con la mano. Los siguientes cartuchos salen por el mismo método a medida que se va presionando esa uña.

Ya solo queda en ambos casos comprobar que el arma esta descargada.

Espero que este texto les haya sido de utilidad.

Texto: Arturo Mariscal

Artículos relacionados:

  

1961 vistas totales, 8 hoy

  

Añadir comentario

Amazon Shop

BANNER-TORNIQUETEbanner-cuarta-edición

Enlaces Patrocinados

BANNER-CASCOS-ELECTRONICOS

Artículos