Hola, visitante! [ Regístrate | Iniciar Sesiónrss  | rss  | rss  | tw

Test balístico: rebotes y transferencia de energía

| Policial y defensa | 17 marzo, 2014

test balístico

Test balístico: rebotes y transferencia de energía

En mi blog redacté en su momento un artículo sobre mis experiencias balísticas con gelatina, dejando plasmadas en él las conclusiones que, con notable evidencia, quedaron al descubierto en las pruebas. Usando una pistola semiautomática del calibre 9 mm Parabellum se dispararon cartuchos montados con una gran variedad de proyectiles policiales.

Grosso modo, esto es lo que pudo comprobarse sobre el gel balístico: los proyectiles convencionales de plomo, semiblindados y blindados, sobrepenetraron en exceso y no transfirieron suficiente energía como para ser considerados eficaces en la provocación de heridas de entidad mayor. De la misma manera, el proyectil frangible tampoco transfirió mucha energía a la gelatina y también penetró excesivamente.

gelatina balística test

Por el contrario, los cartuchos montados con proyectiles deformables o expansivos, como los de punta hueca o similares, no penetraron tanto como los convencionales, solamente lo justo. Además, se expandieron tras el impacto y durante su recorrido por el cuerpo gelatinoso. Al modificar su forma por el efecto expansivo, los proyectiles aumentaron su sección consiguiendo con ello una mayor transferencia de energía en la gelatina.

La mayor transferencia de energía reduce la penetración y provoca canales superiores en las heridas. Esos canales son los conocidos como cavidades permanentes y temporales. Las permanentes son las trayectorias de las supuestas heridas, pudiendo verse, medirse y estudiarse muy claramente en el gel.

Por cierto, lo ideal es, según los estudios científicos del FBI (Federal Bureau of Investigation, agencia de seguridad dependiente del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América), que la penetración de los proyectiles alcance 28 centímetros en un cuerpo humano. Esto garantiza que, sea cual sea el ángulo de impacto, la bala pueda llegar a órganos internos importantes.

cuerpo humano agua test balísticoAl nacer, el ser humano es agua en un 75% aproximadamente y un 60% en la edad adulta. Como la gelatina balística tiene un coste económico muy elevado para un particular y requiere de mucha labor en su preparación, en el trabajo que se expone en el presente artículo empleé, sencilla y llanamente, agua.

Pero hay que salvar muchas diferencias. En el interior de una persona no existe agua estancada como en el bidón que se conocerá en el siguiente párrafo. Las células humanas son las principales portadoras y conservadoras del fluido, agua intracelular. El resto es extracelular pues baña a todos los tejidos y circula por la sangre.

 

Test casero:

En una finca privada se dispuso de los medios materiales no científicos necesarios para el test: un bidón de 200 litros de capacidad, agua y una plataforma elevada a tres metros de altura, respecto al líquido contra el que se iba a disparar.

Glock 26 protagonista de la prueba

Glock 26 protagonista de la prueba

Desde la altura referida se dispararon, contra el agua contenida en el enorme recipiente, numerosos cartuchos diseñados para uso policial. Para evitar la fractura del fondo del bidón, en caso de que algún cartucho estuviera sobre alimentado (carga picante de propelente), se colocó en lo más profundo del mismo una plancha de acero para detener el avance de los proyectiles excesivamente animados.

Como ya se ha comentado, la prueba se efectuó en V3 —distancia de 3 metros entre el agua y la boca de fuego—. El arma empleada fue una pistola Glock 26 y el elenco de munición el siguiente: Fiocchi Black Mamba 100gr, Geco Action-1 84gr, Ruag SeCa 99gr, Fiocchi EMB 92gr, Sellier & Bellot Semiblindado 124gr, Greenshield Simunition Frangible 82gr, Fiocchi ZP 100gr, Santa Bárbara FMJ 116gr, Remington Disintegrator Jacketed 100gr, Remington Golden Saber 147gr; y otras puntas huecas de Hornady y Winchester, ambas de la serie XTP 124gr.

La prueba iba a demostrar lo que algunos instructores venimos repitiendo hasta la saciedad: los proyectiles convencionales no se deforman lo bastante, algunos nada (poca transferencia de energía). Se cumplió.

munición fiochi ZP

Munición Fiocchi Zero Pollution

Los blindados de Santa Bárbara no se deformaron prácticamente nada y seguramente lo poco que lo hicieron (leve abollamiento) fue tras golpear en la placa de acero que se hallaba en el fondo del contenedor de agua. Las puntas Fiocchi Zero Pollution (cero polución en castellano), las ZP, no se deformaron nada en absoluto.

Las Frangibles de Simunition quedaron intactas. No se perdió ni un grano de masa. La semiblindada de S&B se deformó levemente, señal de que pudo, como la blindada, tocar con cierta velocidad y energía el fondo acerado. El caso de esta última punta y de la blindada evidencia sobrepenetración: los proyectiles tocaron, con suficiente velocidad, el fondo de acero del enorme bidón de 200 litros de agua.

El tema de la sobrepenetración debería tenerse más en cuenta por las instituciones con carta en estos temas. Las puntas que son capaces de traspasar objetivos y conservar energía para alcanzar otros, son muy peligrosas.

Entre los proyectiles convencionales, el rey del peligro y riesgo de daños colaterales, por exceso de penetración, es el blindado o FMJ. Es, precisamente, el que más se utiliza entre los agentes policiales, en unos casos a nivel privado y en otros a nivel oficial de dotación.

A la mente se me viene el triste suceso acaecido en la Academia de la Guardia Civil de Baeza, en diciembre de 2006: un profesor de tiro, por accidente, disparó un proyectil blindado contra uno de sus compañeros docentes. Tras cruzar el tórax del agente, la bala alcanzó de lleno el corazón de un alumno. Me atrevo a decir, con mucha seguridad, que otros proyectiles nunca hubieran llegado a tanto. El suceso lo protagonizó una bala blindada (FMJ) de 9 mm Parabellum. Por cierto, tras eso, y seguidamente al incidente, al mismo instructor se le escapó otro disparo que hirió en un pie a un alumno. En resumen: un fallecido, un herido grave y otro menos grave, y los dos primeros fueron alcanzados por la misma bala.

Impresionante imagen del cartucho EMB de Fiocchi

Impresionante imagen del cartucho EMB de Fiocchi

Continuamos con la exposición del test hidráulico. Los proyectiles expansivos, entre ellos los de punta hueca, no solamente acabaron completamente abiertos (evidencia de buena trasferencia de energía) en el fondo del bidón, sino que al impacto con el agua siempre desalojaron cierta cantidad de líquido.

El desalojo de agua tras el veloz y enérgico contacto es algo que no se consiguió con las puntas convencionales: prácticamente no salpicaron agua, lo que se traduce como escasa transferencia de energía. Todos estos proyectiles expansivos acabaron totalmente expandidos. En virtud del masivo desalojo de agua, fueron especialmente brutales los impactos de los SeCaAction-1Golden SaberDisintegrator y EMB.

Sorprendente resultado el alcanzado por los cartuchos italianos Black Mamba. Estos Fiocchi se abrieron completamente, quedando cual moneda aplastada pese a que, en principio, su estructura no presentaba aspecto expansivo (troncocónico macizo). Impactaron con energía en la plancha de acero situada en el fondo del bidón: quedaron marcados los impactos. El cuerpo de este proyectil está construido con una mezcla de zinc y cobre y al ser de peso liviano impacta a gran velocidad y con muchísima energía (distancias cortas). Del proyectil Disintegrator solo fue recuperada la camisa o envuelta metálica. Su contenido pulverulento se perdió en el líquido. También desalojó mucho fluido en el instante del impacto.

Cartuchos italianos Black Mamba.

Cartuchos italianos Black Mamba.

Creo que a nadie se le escapa que si un proyectil alcanza casi el doble de su diámetro tras el impacto, sin perder masa, producirá heridas de mayor entidad que aquellas puntas que no se deforman al impactar a iguales distancias y en el mismo tipo de objetivo. Eso sí, aquí, al tratarse de líquido y disparándose en vertical, no se puede saber en qué punto se hubiera detenido el proyectil en su recorrido total. Por pura inercia y gravedad, todos los proyectiles acababan apilados en el fondo del barril. Tampoco podremos saber en qué momento comenzaron a expandir las puntas deformables. Pero bueno, esto es lo que es, una prueba casera que seguro hace reflexionar a más de un usuario.

puntas test balístico

Imagen de todas las puntas recuperadas. Abajo junto a las Black Mamba, las envueltas metálicas de las Disintegrator de Remington: el núcleo quedó disuelto en el líquido tras el impacto. Haz “click” sobre la imagen para ampliar

Otro factor ha sido estudiado, caseramente, con respecto al comportamiento de los proyectiles: los rebotes. Sobre una plancha de acero impenetrable, por su enorme grosor, se dispararon varios tipos de proyectiles: SeCa, ZPFrangible y FMJ. El arma y la distancia de tiro, la misma que antes.

prueba balística fiocchi ZPEl resultado de cada disparo sobre el cuerpo metálico fue distinto según el ángulo de incidencia del proyectil. Cuando se disparó en ángulo aproximado de 90 grados, la punta SeCa se deformó completamente sin perder masa alguna, excepto el émbolo interior que se introduce hacia dentro para favorecer la transferencia de energía. El proyectil fue localizado en el suelo, justamente debajo del punto de impacto.

Cuando se probó la Frangible, nada pudo ser recuperado de modo sólido. La punta se pulverizó por completo. La ZP, que según Fiocchi posee cierta propiedad frangible, se descompuso en pequeños trozos o fragmentos de camisa (envuelta) y estaño. El núcleo es de este material y no de plomo, de ahí que se considere no contaminante (cero polución). Los pequeños fragmentos que se recuperaron de la ZP pueden ser lesivos, pero no letales (opinión muy personal). La “ZP NO ES FRANGIBLE”. Creo que los pequeños fragmentos podrían producir lesiones graves o muy graves en el aparato ocular. Los trozos quedaron esparcidos ante la zona de impacto, pero justo bajo ella.

Por último se testó el FMJ o blindado, del cual no fue localizado fragmento alguno. Seguramente se descompuso en pequeños y medianos fragmentos de plomo y latón, pero no fue posible localizar nada. Los fragmentos, muy probablemente, se confundieron con el entorno del escenario en el que se realizó el test. Lo dicho, todo fue muy casero…

Puntas SECACuando se disparó buscando un ángulo de impacto de entre 45 y 60 grados, se logró el resultado esperado: todos los proyectiles rebotaron, incluso el Frangible. Todas las puntas fueron a detenerse en la misma zona de un talud de barro. En mi opinión, esos proyectiles poseían, una vez rebotados, capacidad lesiva letal. Estas balas fueron recuperadas achaflanadas, pero conservando toda su masa (la Frangible había perdido solamente la parte que tocó con el duro cuerpo alcanzado. Un muro de acero).

Con munición FMJ de las marcas Santa Bárbara, Fiocchi y Remington, y con cartuchos SeCa, también se disparó contra bloques de hormigón que tenían una capa de cemento enfoscado recubriendo sus caras exteriores. Para esta prueba el rango de tiro se aumentó a 5 metros. El resultado acabó siendo, grosso modo, el esperado: las puntas blindadas rebotaban contra el enfoscado de cemento sin que el proyectil perdiera masa, quedando totalmente deformada la bala de un modo muy homogéneo. Sin embrago, cuando el enfoscado se caía por la fuerza de los sucesivos impactos y quedaba al descubierto el hormigón desnudo, la punta FMJ siempre penetró la primera pared del bloque. En este segundo caso los proyectiles, tras atravesar los granos de hormigón, se descomponían en camisa y núcleo de plomo, perdiéndose, así, gran parte de la masa.

Proyectiles FMJ disparados contra hormigón

Proyectiles FMJ recuperados en el agua y el mismo proyectil tras impactar en el cemento que recubría un ladrillo de hormigón

En las mismas circunstancias se usó munición suiza SeCa, del Grupo Ruag, siendo éste el resultado: casi idéntico al caso de la munición blindada/FMJ. ¿Qué se desprende de esta observación? Muy sencillo, que la punta SeCa, como difunde el fabricante, ante cuerpos blandos, como el humano, transfiere mucha energía mediante la deformación controlada y homogénea de la punta. Pero ante cuerpos duros, como el acero o el hormigón, se comporta como un blindado: se “entaca” y “tira palante”.

Punta SeCa

Punta SeCa recuperada del agua (en los extremos) y el mismo tipo de proyectil recuperado tras penetrar en hormigón (en el centro)

¿Prohibición o no de la munición expansiva?

El Reglamento de Armas (Real Decreto 137/1993, de 29 de enero), tras las modificaciones de 2011, sigue prohibiendo la punta hueca y Dum-Dum (artesanalmente modificada para que se expanda al impactar sobre el objetivo), pero no la expansiva per se. Respecto a esto, creo que hay un lío semántico y gramatical tremendo. Las dos son expansivas, porque tanto las huecas como las Dum-Dum se expanden o al menos para tal fin están concebidas. Pero leches, las de plomo también expanden, aunque según contra qué impacten y a qué velocidad o distancia de tiro. No se prohíben las expansivas, ¡pero todas las prohibidas lo son! Es un galimatías tremendo (no se valoran las incendiarias, perforantes y explosivas, también prohibidas para civiles).

Lo que está claro es que la EMB no es, desde ningún punto de vista, una punta hueca y mucho menos una Dum-Dum. ¿Con el Reglamento en la mano se podrían vender a un civil con licencia B o F? Yo no veo objeción alguna, más que las arbitrarias.

La hueca para arma corta está claro que solo se puede adquirir por parte de funcionarios especialmente habilitados que estén integrados en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. La norma, en esto, es meridianamente clara. Pero ya sabemos cuál es la controversia, ¿solo pueden usarla si les es proporcionada por el Cuerpo o también a nivel personal de los policías para sus armas particulares? Todo esto suena a despropósito. ¿Se crea ambigüedad para sembrar dudas y que la gente no pretenda cosas raras?

Agradecimientos.

Por último y para acabar, quiero dar las gracias públicamente a mi amigo Francisco Acosta, pues sin su bidón, su agua y su finca, no hubiera podido disfrutar del experimento. También es de justicia mencionar a Eugenio Manuel Fernández Aguilar, profesor de Física y entusiasta de su profesión. Eugenio deseaba estar presente en las pruebas, pero no le fue posible. Aun así ha seguido el trabajo antes de su publicación. El profesor administra un buen blog sobre física: http://www.cienciaxxi.com/

Texto: Ernesto Pérez Vera (Instructor de Tiro Policial y Defensivo)

Si queréis leer más artículos de Ernesto no dejéis de visitar su blog.

 

15 Respuestas a “Test balístico: rebotes y transferencia de energía”

  1. avatar
    ernesto decurnex en 17 marzo, 2014 @ 22:59

    Muy buena la nota! Es para tener muy en cuenta, y ver que los proyectiles son “legales” pero pueden producir daños no deseados.

    • avatar

      Tocayo, son legales, sí, pero no para todo tipo de usuarios. Para armas largas sí podrás comprarlos seas civil o licenciado con la tipo A, pero si eres tirador deportivo con licencia F o usuario con licencia B no podrás adquirir legalmente esta cartuchería.

      Un saludo.

      Ernesto

  2. avatar

    Excelente artículo, desconocía que la munición expansiva, en concreto la EMB fuera legal. Alguien conoce alguna marca mas además de la Fiocchi?

    Comprare una caja, a ver lo que me piden por ella en la armería.

    Saludos

    • avatar

      Hola, Matías. Yo diría que todos los fabricantes de munición tienen una gama de proyectiles expansivos sean huecos o no. En España el más vendido es, posiblemente, el Golden Saber de Remington.

      Un saludo.

      Ernesto.

    • avatar

      Son legales, sí, pero no para todo tipo de usuarios. Para armas largas sí podrás comprarlos seas civil o licenciado con la tipo A, pero si eres tirador deportivo con licencia F o usuario con licencia B no podrás adquirir legalmente esta cartuchería.

      Un saludo.

      Ernesto

  3. avatar

    Muy buen artículo Ernesto, sigo frecuentemente tus artículos en tu blog y son bastante edificantes. Te animo a que sigas escribiendo.

    Un saludo cordial compañero

  4. avatar
    Parabelum en 21 marzo, 2014 @ 11:48

    Excelente artículo, las autoridades deberian leer este tipo de textos y dejar los prejuicios a un lado.

    Que precio tiene la munición EMB?

  5. avatar

    Por desgracia las autoridades se preocupan mas de proteger al delincuente q al agente o ciudadano agredidos.

  6. avatar

    Muy bien. Soy portugués y hace tiempo también realice una experiencia idéntica pero solo que con menos tipos de municiones, eran FMJ de la marca winchester y de una caja de 50 con la ayuda de una taladro las hice de punta hueca y disparadas con la misma pistola y a distancias idénticas, las de punta hueca transferían mucha mas energía pero el poder penetrante era menor, donde se notó mas la diferencia fue en las sandias explotaban completamente.

  7. avatar

    Es una lástima que en nuestro idioma, el español, no haya demasiada información de calidad disponible sobre balística terminal. Se pueden encontrar muy buenas fuentes librescas en inglés (Vincent Di Maio, Brian J. Heard, Malcolm J. Dodd & Karen Byrne, Gary K. Roberts), pero no tantas en español.

    En el siguiente enlace se pueden encontrar algunos artículos sobre balística terminal en español:

    http://tirotactico.net/category/balistica/

    Como curiosidad respecto al uso de proyectiles de punta hueca, en EE.UU., la policía de Nueva York empezó a usar proyectiles de punta hueca allá por el año 1998-1999 y no antes. Hasta entonces la munición que utilizaban era blindada. Aunque se apoyaron en el hecho de su menor rebote y sobrepenetración, la principal ventaja de los proyectiles de punta hueca es su mejor rendimiento terminal.

    http://www.nytimes.com/1998/07/09/nyregion/new-york-police-will-start-using-deadlier-bullets.html

  8. avatar
    Cristián en 26 mayo, 2014 @ 1:33

    Por lo que entendí entonces, en una cancha de tiro táctico o estático no existiría riesgo de ser herido por un rebote cierto, porque jamas he visto un tirador con chaleco antibalas, solo los lentes de seguridad…

  9. avatar

    Entender estimado la creación de una confusión del uso de un test hidráulico que no se está utilizando y si se pueden realizar cuando la energía son fluidos pero aquí no se está usando ningún fluido como energía si no un bidón de 200 litros de agua para reemplazar un gel balístico que como usted lo ha dicho es caro su uso y si aplicar su titulo test balístico, ayudándolo a corregir por lo demás interesante su artículo o de lo contraria sírvase corregir

Añadir comentario

Enlaces patrocinados

BANNER-CASCOS-ELECTRONICOS

Amazon Shop

BANNER-TORNIQUETEbanner-cuarta-edición

Video destacado

Girl & guns: Chica de la semana

chica con armas

Artículos