Un descuido durante la limpieza de tus armas puede tener graves consecuencias

Accidente arma de fuegoUsted como tirador experimentado es especialmente cuidadoso cuando maneja armas de fuego. Sabe que un pequeño error puede tener consecuencias irreparables por lo tanto respeta a rajatabla las normas de seguridad siendo consciente que son barreras sistemáticas contra los accidentes en el campo de tiro.

También sabe que el cuidado esmerado de sus armas, además de conservarlas, ayuda a que sean más seguras, así que después de pasar una mañana en el club de tiro, se dispone a limpiar su carabina. Aparta la munición del lugar de trabajo, busca un espacio tranquilo y seguro. Seguidamente desmonta y limpia los mecanismos internos de su arma, pero en el momento de darle la última pasada al ánima, pierde la concentración y no se da cuenta que el jag del extremo de su baqueta se suelta quedándose en el interior del cañón. A continuación guarda su rifle en el armero sin saber que la próxima vez que lo utilice tendrá un grave accidente.

Limpiando el cañón de un arma larga con la ayuda de un Jag y un patche (trapo de algodón)

Limpiando el cañón de un arma larga con la ayuda de un Jag y un patche (trapo de algodón)

Obstrucción carabinaAlgo parecido a lo que acabamos de contar fue lo que le pasó al tirador protagonista de esta nota cuyas fotografías fueron posteadas en el foro americano ww.ar15.com.

Este percance ocurrió en el campo de tiro mientras disparaba munición del calibre .17 VHA. Según se apunta en este foro, quizás estaba practicando Benchrest y seguramente estuviese haciéndole el rodaje del cañón, para lo que es habitual dar una pasada de baqueta después de cada disparo. Entre disparos y limpiezas finalmente nuestro protagonista se distrajo dejando el jag en el interior del ánima, hecho que produjo el accidente con las consecuencias que vemos a continuación.

accidente arma de fuego

En la fotografía aún puede verse un trozo de latón del casquillo clavado en su frente. A pesar de todo su ojo derecho no sufrió ningún daño.

Munición .17 VHA vs .22LR

Munición .17 VHA vs .22LR

Las razones para que se produzca un accidente con un arma de fuego pueden ser muchas y muy variadas. Bastante inusuales aunque no imposibles son los defectos de fabricación pero lo más común cuando hablamos de accidentes son los manejos improcedentes, las obstrucciones del cañón, como es el caso de esta entrada, o el empleo de municiones o recargas inadecuadas, siendo estas últimas las que se llevan la palma.

Por favor cuando maneje armas de fuego extreme las precauciones incluso cuando esté realizando su limpieza, como acabamos de ver, un pequeño descuido puede tener graves consecuencias.